Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nace una asociación que aúna a escuelas de surf para potenciar los valores de este deporte

“Save” defiende planes para proteger los arenales de la masificación: “Genera conflictos tanto dentro como fuera del agua”

Surfistas en la playa de Salinas durante el verano de 2019. | Mara Villamuza

Surfistas en la playa de Salinas durante el verano de 2019. | Mara Villamuza

Varias escuelas de surf de Castrillón han decidido dar un paso al frente y constituir una asociación. La han denominado “Save”, que responde a las iniciales de “Surfing Association Value Education” (Asociación de surf por la educación en valores). Su labor, explican sus promotores, es “ir más allá de la promoción de Castrillón como destino turístico vinculado al surf”. El fin de organizarse en un colectivo busca además apostar “por una imagen sana y sostenible de este deporte para que el concejo siga siendo un referente del surf a nivel mundial”. La entidad está presidida por Carlos Meana.

Los impulsores de “Save” son conscientes de que cada año las playas de Castrillón son visitadas por “miles de surfistas”. “El boom del surf es una realidad palpable, esta industria está generando nuevos negocios y creando nuevas oportunidades laborales, algo muy positivo para la economía local y regional”, indican desde la nueva asociación, que percibe además “otra realidad paralela” que se centra más en “la masificación de las playas, que está generando conflictos tanto dentro como fuera del agua, y debido a esto, algunos lugares están viendo como su imagen se ve perjudicada”.

“Save” tiene claro que las playas de Castrillón han de protegerse contra la masificación de los arenales, por ello han presentado un plan piloto para su control.

“El surf es un deporte divertido y muy seguro, pero sus inicios son muy duros y entrañan ciertos riesgos, casi siempre por desconocimiento, por eso la importancia de iniciarse de la mano de profesionales acreditados, de escuelas autorizadas, y no dejar a la suerte lo que pueda pasar”, mantienen desde la nueva asociación de surfistas de Castrillón.

“Save” destaca además la buena sintonía existente entre las escuelas, así como entre los surfistas noveles “que van por libre” y los más experimentados y usuarios de playas en general. “Todo estas personas son fundamentales para que la asociación funcione”. “Save” recuerda además que el deporte de la tabla y las olas cuenta con una historia de “casi sesenta años” en las playas del concejo “de buen rollo, y convivencia”. Por ello, animan: “Cuidémoslo y disfrutemos juntos”.

El concejo de Castrillón cuenta con aproximadamente una decena de escuelas de surf y es uno de los principales destinos de los amantes de este deporte. Es más, los arenales de Salinas y San Juan son los más utilizados por los deportistas asturianos e internacionales para la práctica del surf. En Salinas se suele celebrar cada año el festival Longboard, unas jornadas que intercalan deporte y ocio y que este verano, por las circunstancias sanitarias está aplazado a la espera de que la pandemia permita su celebración a partir de agosto.

Compartir el artículo

stats