Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Retiran la demanda contra el empresario Julián Rus por estafa e insolvencia punible

El empresario avilesino Julián Rus, propietario en su día de la firma textil Los Telares, ha quedado liberado de las acciones penales iniciadas a raíz de una demanda presentada tanto en calidad de persona física como jurídica por presuntos delitos de estafa e insolvencia punible por unos supuestos impagos cuando Los Telares se encontraba ya en plena quiebra. La demandante, una antigua proveedora de la firma textil, desistió de su demanda cuatro días antes de haber tenido que celebrarse el juicio, fechado para ayer. En consecuencia, no ha lugar a seguir con el procedimiento.

El motivo de la acusación finalmente retirada se remonta seis años atrás. Una firma proveedora acusó a Rus de delitos de estafa e insolvencia punible por unos supuestos impagos. También estaban acusados la sociedad que se hizo con la compañía en un intento de reflotarla y dos de sus gestores. La Fiscalía no había formulado acusación. La acusación particular llegó a pedir para Julián Rus tres años de cárcel y el pago de una multa de unos 6.000 euros por estafa y cuatro años y multa de 144.000 euros por el de insolvencia punible. El juicio llegó a estar señalado en tres ocasiones; las dos primeras no se celebró por el covid y la tercera no hizo falta al ser retirada la demanda. Julián Rus había quedado exonerado de toda culpa en el deterioro que tuvo Los Telares en su etapa final. Un juez condenó en 2017 a los administradores suizos que entraron en la compañía en su última etapa a pagar mas de 22 millones de euros como responsables del incumplimiento del convenio derivado de la quiebra de la firma textil y de su colapso financiero.

Compartir el artículo

stats