DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los arquitectos ensalzan el valor del Hospitalillo y de la gasolinera de Ensidesa

Ocho edificios se incorporan al registro Docomomo de arquitectura moderna y el Alfoz de Gauzón plantea revisar el catálogo urbanístico

Por la izquierda, Juan José de la Roz (secretario del CEAG), Rubén Domínguez y José Ramón Puerto, ayer, en la sede del Centro de Estudios del Alfoz de Gauzón.

Por la izquierda, Juan José de la Roz (secretario del CEAG), Rubén Domínguez y José Ramón Puerto, ayer, en la sede del Centro de Estudios del Alfoz de Gauzón.

Ocho de los diez bienes arquitectónicos asturianos que ha incorporado la Fundación Docomomo a su registro de arquitectura moderna están en Avilés. Son la iglesia parroquial de San Pedro y San Pablo de La Luz, la gasolinera del departamento de Transportes de Ensidesa, la subestación eléctrica Norte y la de laminación en caliente, Bombas Kaplan, el chalé para la familia Canseco, la casa sindical de Avilés y el Hospitalillo de Ensidesa.

Estas incorporaciones son fruto de la colaboración entre el Centro de Estudios del Alfoz de Gauzón (CEAG) y el Colegio de Arquitectos de Asturias, un trabajo parejo que ya permitió en 2017 la inclusión de algunos elementos del poblado de Llaranes, como los colegios, las marquesinas de tranvía y ferrocarril de La Rocica, el economato y la bolera. Recientemente también se incorporó al registro de la Fundación Docomomo el parque infantil de Llaranes.

8

Los ocho edificios modernos de Avilés que se suman al inventario de Docomomo Mara Villamuza

“Todos estos edificios son reutilizables. Cualquiera de las dos subestaciones son de una calidad excepcional. Aunque hayan dejado de ser lugares donde se fabrique luz, son contenedores a los que se pueden dar nuevos usos manteniendo la esencia de los edificios. El propio Hospitalillo de Ensidesa, cuyo ciclo vital se está terminando, puede cumplir nuevas funciones relacionadas con la salud o con otro uso”, señaló el vicedecano del Colegio de Arquitectos de Asturias, José Ramón Puerto Álvarez.

Recurso turístico

El CEAG se ha marcado el objetivo de que estas incorporaciones al registro de arquitectura moderna “sirvan para hacer una revisión del catálogo urbanístico”. “Aparte de que muchas de las fichas están prácticamente vacías, creo que el patrimonio industrial está escasamente representado en un concejo en el que la industria tuvo una trascendencia capital en su desarrollo urbano”, apuntó el presidente del CEAG, Rubén Domínguez. Puerto Álvarez confía en que los elementos registrados por la Fundación Docomomo acaben teniendo protección. “En Valladolid, por ejemplo, se ha llegado un acuerdo con Patrimonio cultural para que aquellos edificios que pasan a estar englobados en Docomomo, automáticamente gocen de protección. Es una aspiración que se pretende extender al resto de provincias y comunidades”, ahondó el experto, que echa en falta que Avilés no haya explotado aún el patrimonio industrial como recurso turístico. “Se podría poner en marcha perfectamente un circuito como el que se puede hacer ya en Llaranes”, concluyó Puerto Álvarez.

Tenemos un patrimonio de indudable calidad, reconocido por todo el mundo y escasamente reconocido por los propios. Y la vista está el ejemplo de Baterías”, lamentó su presidente, Rubén Domínguez.

Fondo documental de las Baterías de coque

El Principado y la sociedad estatal Sepides negocian el destino del fondo documental de las Baterías de coque, que está previsto que pasen a formar parte del Archivo Histórico de Asturias. El director general de Cultura y Patrimonio, Pablo León, y la directora de Negocios de la Actividad Inmobiliaria de Sepides, Cristina Salazar, mantuvieron ayer una reunión de trabajo sobre las vías de colaboración en relación a estos fondos documentales de las Baterías.

El Centro de Estudios Alfoz de Gauzón lamentó ayer que ningún edificio de la extinta Ensidesa haya sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC) “cuando es uno de los máximos exponentes de la arquitectura industrial en España”. “Así lo reconoce el Plan Nacional de Patrimonio Industrial, donde está incluida la planta entera, también las Baterías, y los poblados.

Compartir el artículo

stats