DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compra un Mercedes C-200 y sin completar el pago acumula 21 denuncias de tráfico

El detenido, de 26 años, mostró un justificante falso de pago y llegó a ser identificado por circular a 186 kilómetros hora

El vehículo  de la estafa

El vehículo de la estafa

La Guardia Civil de la Comandancia de Gijón ha procedido a la detención de una persona como supuesto autor de un delito de estafa en el municipio de Castrillón.

Las investigaciones se iniciaron el pasado 23 de abril, tras una denuncia presentada en el cuartel de Piedras Blancas por una empresa de compra-venta de vehículos de ocasión.  El detenido llegó a un acuerdo verbal de compra, realizando el pago de una señal y mostrando un justificante falso de transferencia bancaria. En el tiempo transcurrido desde la venta hasta su detención, esta persona acumuló 21 denuncias de tráfico, entre las cuales había alguna de retirada de puntos. Resultó ser un vecino de Castrillón de 26 años, con numerosos antecedentes policiales.

En el caso de falsedad en la adquisición de un vehículo, el detenido cerró el pasado 27 de marzo un contrato verbal con el vendedor por un importe de 28.500 euros para la compra de un Mercedes C200. En el momento de la venta, el comprador hizo entrega de 3.400 euros en metálico de fianza a la vez que le realizaba supuestamente la transferencia de un segundo pago, mostrando resguardo de movimiento en su teléfono móvil. Estos hechos le dieron la confianza suficiente al vendedor para hacerle entrega del vehículo.

El vehículo, en el garaje donde fue localizado por la Guardia Civil

En los días posteriores, el denunciante pudo comprobar que la transferencia mostrada no se había hecho efectiva, poniéndose en contacto con el comprador, el cual le prometió  realizar la transferencia en los días siguientes. Pasados varios días, y sin haber hecho efectivo ninguno de los pagos prometidos, dio numerosas excusas ante los requerimientos del vendedor.

Las comprobaciones realizadas por la Guardia Civil avalaron las manifestaciones realizadas por la empresa, pudiendo atestiguar que el vehículo figuraba todavía a su nombre, y que en el transcurso de los días desde la entrega del mismo, había sido propuesto para sanción por infracciones contra la Ley de Seguridad Vial en un total de 21 ocasiones, entre las cuales figuraba una denuncia por circular a 185 kilómetros por hora, lo que además de sanción económica conlleva la detracción de 6 puntos del permiso de conducir.

Finalmente, el 6 de mayo, se lograba dar con el paradero del comprador, procediendo a su detención por un supuesto delito de estafa, pudiendo además recuperar el vehículo, que se encontraba en un garaje a la espera de ser reparado de una avería mecánica, pues presentaba daños en la carrocería que no existían en el momento de su venta.

Tanto las diligencias como el detenido fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Avilés.

Compartir el artículo

stats