DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las terrazas, a expensas de que se peatonalice Sabugo y El Carbayedo

Los hosteleros que ocupan plazas de aparcamiento empiezan a presentar proyectos de adecuación y esperan la aprobación municipal

Algunos usuarios sentados en las terrazas de la plaza del Carbayedo.

Algunos usuarios sentados en las terrazas de la plaza del Carbayedo.

Las futuras y anunciadas peatonalizaciones en el barrio del Carbayedo y en el de Sabugo –en el entorno de la plaza de la Merced– condicionan las obras de adecuación de las terrazas de los locales de hostelería que ocupan desde el comienzo de la desescalada –la primavera pasada– plazas de aparcamiento. Y las condicionan porque, aunque no tienen fecha de inicio, el Ayuntamiento de Avilés las tiene programadas para los próximos meses. “Así no podemos gastar la pasta de la tarima, para unas semanas”, explicaron varios hosteleros consultados por este periódico.

En la misma situación viven los hosteleros de la calle de la Paz, en Versalles. Allí lo previsto es la ampliación de las aceras, es decir, que serán las obras las que cambian la distribución de las plazas de aparcamiento. En el Ayuntamiento son conscientes de que estos trabajos futuros limitan la acción de los hosteleros.

En otras zonas del concejo en las que no se han anunciado obras públicas, los profesionales del sector servicios ya se han dado prisa para presentar los proyectos de adecuación. Principalmente, elevar el arcén a la altura de la acera y colocar mamparas de seguridad para separar la consumición del paso de los coches. “Ahora lo que tiene que hacer el Ayuntamiento es el plan de obras”, señalaron los afectados. Estas nuevas inversiones, requeridas por el concejo son elevadas. Hay prespuestos de hasta 20.000 euros. “El Ayuntamiento esperará a conocer las propuestas trasladadas por los diferentes establecimientos a través de sus solicitudes para regularlas. Ya hay algunos que están trabajando con los servicios técnicos para ver qué soluciones son técnica y económicamente viables para ellos, precisamente para no decidir unilateralmente y por decreto sin tener en cuenta sus posibilidades”, señalaron fuentes muncipales.

Otra dificultad es la falta de conocimiento de las nuevas órdenes municipales en torno a las terrazas. Señalan en los bares que “se enteraron por la prensa” y que, a posteriori, fueron las distintas organizaciones profesionales las que comunicaron los cambios.

Moisés Pérez Marqués. | Miki López

Los cofrades del Yumay nombran a Moisés Pérez “Gastrónomo predilecto de honor”

La cofradía de gastrónomos del Yumay, con sede en la conocida sidrería de Villalegre, ha decidido nombrar “Gastrónomo predilecto de honor” a título póstumo al conocido hostelero Moisés Pérez Marqués, que falleció el pasado día 5 de marzo cuando tenía 83 años. La organización que preside Justo García prevé celebrar el homenaje a Pérez Marqués “a finales del próximo junio”.

La razón de la indefinición de la fecha es la dependencia de las condiciones sanitarias en el municipio de Avilés para entonces. Lo previsto es organizar una espicha popular. Moisés Pérez Marqués es uno de los nombres imprescindibles de la hostelería avilesina del último medio siglo.

Fue el responsable de locales tan señeros como El Chiquito, Casa Cabo y, sobremanera, Casa Lin. Últimamente, hasta 2013, se le encontraba detrás de la barra de Casa Moisés, un edificio entero habilitado como sidrería que se llevó la gran recesión de 2008. En todo caso, todos en la profesión le respetaban. Los años, la profesionalidad, el saber hacer le colocaron en el punto más alto. Los amigos y la familia le despidieron en la iglesia nueva de Sabugo. Está enterrado en Noia, en La Coruña.

Compartir el artículo

stats