DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueso, Rhei, Roche y Fideu, finalistas del premio “Kelvin 505”

La Academia tiene hasta junio para elegir las mejores obras de fantasía publicadas en España

César Mallorquí, en Avilés

César Mallorquí, en Avilés Irma Collín

Los premios “Kelvin 505” reconocen –con una estatuilla y sin cheque dinerario– a las mejores novelas de ciencia ficción, fantasía y terror publicadas cada año en España: en castellano original o traducidas; para público adulto o para lectores más jóvenes. Son los galardones más especiales del Festival Celsius 232, que este año está previsto que se desarrolle entre los días 13 y 17 de julio próximos. Los organizadores ya han desvelado el nombre de los finalistas y entre ellos sobresalen nombres tan apegados a la celebración literaria avilesina como Emilio Bueso, Sofía Rhei, Joe Abercrombie o César Mallorquí.

Joe Abercrombie, en Avilés. Julián Rus

La elección de los finalistas corresponde a la Academia Kelvin 505, que es una suma ingente de autores que llegan a esta organización por dos vías: por invitación directores del festival (Jorge Iván Argiz, Cristina Macía y Diego García Cruz) o por haber ganado alguno de estos premios: el “Kelvin 505” (en alguna edición anterior), “Minotauro”, “Celsius”, “Angular” y “Templo de las mil puertas”.

La lista de finalistas de la edición que se entregará este verano en Avilés la conforman doce autores (cuatro en cada categoría).

Mejor novela original en castellano publicada por primera vez en España:

"Subsolar", de Emilio Bueso (Gigamesh)

"Newropía", de Sofía Rhei (Minotauro)

"Malasangre", de Michelle Roche (Anagrama)

"Los dioses muertos", de José Antonio Fideu (El Transbordador)

 

Mejor novela traducida al castellano y publicada por primera vez en España:

"Hex", de Thomas Olde Heuvelt, con traducción de Ana Isabel Sánchez (Nocturna)

"Un poco de odio!, de Joe Abercrombie, con traducción de Manu Viciano (Alianza)

"Las doncellas de óxido", de Gwendolyn Kiste, con traducción de José Ángel de Dios (Dilatando Mentes)

"El cielo de medianoche", de Lily Brooks-Dalton, con traducción de Carles Andreu (Blackie Books)

 

Mejor novela juvenil original en castellano publicada por primera vez en España:

"El asesino de Alfas", de Patricia García-Rojo (SM)

"La conjura de Aramat", de Victoria Álvarez (Nocturna)

"El círculo escarlata", de César Mallorquí (Edebé)

"Cada seis meses", de Clara Duarte (La Galera)

 

Mejor novela juvenil traducida al castellano y publicada por primera vez en España:

"Llama al halcón," de Maggie Stiefvater, con traducción de Xohana Bastida Calvo (Fandom Books)

"La historia imposible de Sebastián Cole", de Ben Brooks, con traducción de Rebeca González Izquierdo (Blackie Books)

"Muertes Perfectamente Evitables", de Deidre Sullivan, con traducción de Aida Candelario (La Galera)

"Balada de pájaros cantores y serpientes", de Suzanne Collins, con traducción de Pilar Ramírez Tello y Manuel de los Reyes (RBA)

La elección de los finalistas se hace de manera democrática: cada “académico” propone sus candidatos (sin número fijado). Los cuatro con más votos son los finalistas. La elección de los ganadores se hace en una segunda ronda de votos. Los académicos tienen hasta mediados de este próximo mes de junio para optar por uno solo de los finalistas.

El nombre del premio “Kelvin 505” es la traslación de la escala Celsius 232 a la Kelvin. Y las dos, además, son reflejo del título del clásico de la fantasía “Fahrenheit 451”.

Compartir el artículo

stats