Como si de dos protagonistas de película de cine quinqui se tratase. Así actuaron dos menores avilesinos la pasada madrugada. Robaron un coche en Versalles y se pusieron a conducir por Avilés. Acabaron estampándose contra un edificio de la avenida de Gijón. Ambos resultaron heridos y tuvieron que ser trasladados al hospital. Allí se recuperan de las lesiones antes de ser trasladados a dependencias policiales.

Según fuentes policiales, todo tuvo lugar antes de las 6 de la madrugada. Fue entonces cuando los dos chavales, menores, decidieron robar un vehículo en Versalles. Cogieron el coche y se pusieron a circular a toda pastilla por las calles de Avilés. A las 5.55 horas, el conductor perdió el control y acabó estampándose contra la fachada de un edificio de la avenida de Gijón, cuando circulaban en dirección a Trasona. Fue entonces cuando los agentes fueron advertidos del suceso. Como consecuencia del accidente, los jóvenes resultaron heridos y fue necesario su traslado en ambulancia al Hospital Universitario de San Agustín, donde permanecen ingresados, a la espera que puedan ser trasladados a dependencias de la Policía Nacional para la confección de correspondiente atestado por un delito de robo de uso de vehículo a motor, contra la seguridad vial por la conducción temeraria y sin haber obtenido nunca permiso de conducir.

No es la primera vez que la Policía detiene a un menor por conducir. Especialmente sonado fue el caso de un chaval de 15 años que se dedicó a dar vueltas a toda pastilla con el coche de su padre por El Pozón. El menor grabó su "hazaña" y la colgó en la red, haciéndose viral.