Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento respalda la movilización sindical en defensa del sector industrial

Las centrales mayoritarias reclaman la urgente nacionalización del sector aluminero: “En Alu Ibérica quien tiene que entrar es la SEPI, no la Policía”

José Manuel Rodríguez Baltar, Nerea Monroy, José Luis Alperi, Jenaro Paramio, José Manuel Zapico, Damián Manzano, Manuel Campa y Mariví Monteserín, ayer, en el Ayuntamiento de Avilés. | Mara Villamuza

Mariví Monteserín, la alcaldesa de Avilés, apoya “en términos generales” los argumentos de los sindicatos mayoritarios para convocar mañana jueves (19.00 horas) una concentración en la plaza de La Exposición, en Las Meanas, en defensa de la industria. “Estamos en la ciudad con más vocación industrial de Asturias: lo hemos demostrado en momentos muy difíciles”, señaló la Regidora, que destacó, a continuación, la apuesta del concejo “por la industria del futuro”.

En el encuentro con Monteserín estuvieron presentes el secretario general de Comisiones Obreras (CC OO) en Asturias, José Manuel Zapico, y también la vicesecretaria general de la Unión General de Trabajadores (UGT) regional, Nerea Monroy. Ambos aplaudieron la toma de partido del Ayuntamiento y abundaron: “Si a la industria le va bien, a Asturias le va a ir mejor”, señaló el primero antes de ponerse a explicar las heridas que tiene el sector secundario asturiano: “Vienen tiempos de emergencia, tiempos que cada vez se apuran más, que se van agotando para encontrar en el Gobierno central la complejidad necesaria”, se lamentó Zapico en referencia al cierre de las térmicas ordenado por le Ministerio de Transición Ecológica y también ante la amenaza de vaciamiento que está sufriendo Alu Ibérica desde hace un año, desde la llegada de la entidad comercial Grupo Industrial Riesgo. “En Alu Ibérica, en vez de la Policía, quien tiene que entrar es la SEPI”, señaló el representante de CC OO en el encuentro (los otros fueron Damián Manzano, secretario de la Federación de Industria, y José Manuel Rodríguez Baltar, el secretario comarcal de Avilés).

“No entendemos por qué el estatuto para las empresas electrointensivas ha sido un timo porque no ha garantizado precios de la luz estables, predecibles y competitivos”, añadió Zapico. El estatuto era el elemento legal que tenía que haber salvado la gran industria avilesina, pero se quedó para salvar la mediana industria de otras regiones. El Ministerio de Industria, que se encargó de su redacción, no escuchó las enmiendas que presentaron en su día ni las fuerzas sindicales, ni tampoco las propias grandes industrias.

En este sentido, Nerea Monroy reclamó al Gobierno de España “una apuesta firme por Asturias”. Monroy estuvo acompañada por Jenaro Martínez Paramio, el secretario general de UGT-FIA y por José Luis Alperi, del SOMA-FITAG-UGT. “Lo que vamos a exigir el jueves a las 19.00 horas es que los dos ministerios –Industria y Transición Ecológica– se comprometan con el desarrollo de la industria”. La UGT de Asturias defiende “una transición justa con el empleo y con los territorios”. Para llegar a este punto, señaló Monroy, “son precisos proyectos alternativos al cierre de las térmicas”. Cuando puso los ojos en el Ministerio de Industria lo hizo para reclamar “de verdad y de una vez, un plan industrial para el país”.

Compartir el artículo

stats