Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Saint-Gobain defiende ante la jueza la aplicación de la regulación de empleo

Saint-Gobain

Saint-Gobain

La multinacional Saint-Gobain Cristalería defendió ayer ante la magistrada que debe juzgar la reclamación presentada por la sección sindical del SOMA-FITAG–UGT contra la regulación temporal de empleo vigente en la planta de La Maruca su idoneidad dadas las circunstancias económicas que arrastra la compañía en los últimos meses. El abogado de la empresa señaló que el expediente es legal desde su planteamiento, negociación y desarrollo y que, en consecuencia, no puede ser impugnado, cosa que hizo el SOMA con la adhesión –hace semanas– de la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) y, ayer mismo, a la puertas del juzgado, de Comisiones Obreras (CC OO).

El SOMA considera que la suspensión temporal de los contratos es una medida a la que se llega habiendo aplicado otras antes. La empresa, sin embargo, dice que no. El sindicato puso un ejemplo: cuando en el último trimestre del año pasado la parte social y la empresa discutieron los calendarios laborales para este 2021, los trabajadores propusieron que en vez de cuatro turnos, se fuera a tres. “Si luego hubiéramos tenido que ajustar, lo hubiéramos hecho”, defendió Fernando Ureta, el presidente del comité de empresa de La Maruca. Optar por una u otra vía se traduce en números: en cuatro turnos salen 288 jornadas y 1,4 millones de parabrisas al año. En tres, 215 jornadas y 1,07 millones de vidrios para automóviles al año. “La empresa ha optado por esta segunda opción y lo ha hecho con el ERTE, critican los sindicalistas.

Compartir el artículo

stats