DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector de la pesca de recreo se rebela contra las nuevas limitaciones de capturas

Los aficionados a la caña convocan una movilización en protesta por el anuncio de restricciones a su actividad: “Nos están criminalizando”

Varias embarcaciones de recreo arriban a la ría de Avilés en una pasada competición deportiva. | Miki López

Varias embarcaciones de recreo arriban a la ría de Avilés en una pasada competición deportiva. | Miki López

Amenaza tormenta en el sector asturiano de la pesca marítima recreativa y deportiva, y el detonante de la borrasca es el borrador del proyecto de real decreto de Pesca Marítima en Aguas Exteriores (a bordo de embarcación) que ha dado a conocer el Gobierno para formular alegaciones. Los pescadores aficionados con licencia del Principado (desde el sector estiman que unas cien mil personas en las diferentes modalidades) rechazan la pretendida norma por su carácter restrictivo y porque ahonda en una dinámica que viene de antiguo: limitar la actividad pesquera recreativa en el presupuesto de que es dañina para la sostenibilidad del recurso pesquero. El malestar es tal que tres de los más significativos colectivos del sector en Asturias –el Club Marítimo de Luanco, el Club Náutico Cuatro Vientos de Candás y la asociación asturiana de pescadores desde kayak (Asturpeskayak)– han convocado una concentración a celebrar este sábado en el puerto de Luanco en contra del real decreto y en defensa de su actividad.

“Existe un gran malestar entre los pescadores recreativos y deportivos asturianos porque, a la vista de la ley en trámite, somos considerados vándalos que arrasan con todo lo que hay en el mar. Y en base a esa injustificada consideración, se pretende limitar aún más las ya de por sí cortas posibilidades de pesca que tenemos”, expone Benjamín Álvarez Pérez, el presidente del Club Marítimo de Luanco, que con sus 420 socios y 232 embarcaciones asociadas es el segundo mayor de Asturias tras el de Ribadesella.

Sirva de ejemplo a las nuevas restricciones que propone imponer el Gobierno la reducción de cinco a tres del número de bonitos que podrá pescar en una sola jornada un pescador aficionado con licencia; o la limitación a uno solo del número de besugos a pescar en un año. Y así, los recortes son el hilo conductor del texto de la pretendida ley, que también endurece los requisitos de talla de los peces capturados, el uso de aparejos y la obligación de marcaje de las piezas cobradas. Para enfado de los pescadores a bordo de kayaks, el borrador del texto ministerial es contundente en la prohibición de estas embarcaciones como plataforma pesquera, algo sobre lo que ya legisló hace años –y no sin polémica– el Principado.

Los afectados ven contradictorio que se defienda al sector como fuente de riqueza a la vez que se limita el acceso a la pesca

decoration

“La ley que quieren implantar es un ataque en toda regla al sector de la pesca deportiva y recreativa. De prosperar, se convertiría en un lastre que disuadiría a la gente de dedicarse a esta actividad de ocio y minaría la moral de los que actualmente tienen licencia y embarcación”, sostiene el presidente del Marítimo luanquín, que también repara en la contradicción en que incurre la Administración: “Por un lado hablan autoridades favorables al desarrollo de la náutica recreativa por ser un sector generador de riqueza y en paralelo vemos que quieren aprobar leyes que penalizan la pesca por placer; es un puro sinsentido”.

Benjamín Álvarez Pérez critica que el Gobierno opte por “la solución más fácil” –prohibir– para poner coto a problemas como la mercantilización de las capturas logradas con licencias de pesca recreativas o deportivas: “No negamos que existen personas que sacan dinero con sus capturas, pero del mismo modo que no se prohíbe circular por las carreteras porque haya conductores que no respetan las reglas no debería penalizarse a todo un colectivo por las malas prácticas de una minoría; somos los primeros que pedimos mano dura con esa gente, pero que no nos criminalicen a todos”.

El colectivo anima a la máxima participación en la concentración convocada para el próximo sábado a mediodía en el puerto de Luanco. Asturias se suma así a la oleada de descontento pesquero que recorre otras provincias y los archipiélagos españoles.

Compartir el artículo

stats