DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los interventores judiciales toman el control de Alu Ibérica entre aplausos

Cuatro de los seis administradores designados por la Audiencia Nacional empezaron ayer su trabajo en La Coruña y hoy se les espera en Avilés

Cuatro de los seis interventores judiciales, ayer, a la entrada de la fábrica de A Grela, en La Coruña.

Cuatro de los seis interventores judiciales, ayer, a la entrada de la fábrica de A Grela, en La Coruña.

Cuatro de los seis interventores judiciales nombrados por María Tardón, la magistrada titular del Juzgado Central Número 3 de la Audiencia Nacional, tomaron ayer el control de la fábrica de Alu Ibérica (la antigua Alcoa) de La Coruña, gemela de la de Avilés. Y lo hicieron, además, entre aplausos de los trabajadores que ayer mantenían una concentración a las puertas de las instalaciones. La magistrada ha ordenado, entre otras cosas, la intervención de las cuentas de las dos compañías alumineras que Grupo Industrial Riesgo compró al fondo suizo Parter Capital, que a su vez las adquirió a Alcoa.

Los representantes de los ministerios de Hacienda y Trabajo accedieron a la planta coruñesa a pie, impedidos de hacerlo en coche por las barricadas levantadas en las inmediaciones de la fábrica. Fue la primera toma de contacto con las compañías que están siendo investigadas como consecuencia de una querella penal presentada por los sindicatos representados en los dos comités de empresa. Según ha podido saber este periódico, los miembros del comité de trabajadores de La Coruña se presentaron ante los interventores con la intención de establecer un diálogo “constructivo” que evite la ruina fabril. Esa reunión se llevará a cabo después del encuentro de los administradores con los representantes de la firma propietaria de Alu Ibérica en Galicia.

Por su parte, los trabajadores de Alu Ibérica en Avilés esperan la llegada de los interventores hoy mismo. Una delegación sindical tiene previsto reunirse la próxima semana en el Ministerio de Trabajo para unificar las actuaciones orientadas “a salvar la empresa”, en palabras de estos delegados. Este encuentro es la continuación del que celebraron las dos partes el pasado día 19 de abril. Entonces, la parte social había solicitado “ayuda” a las autoridades laborales para agilizar la veintena larga de denuncias que presentaron ante la Inspección de Trabajo a propósito de “incontables incumplimientos” del convenio colectivo, entre ellos, el retraso en el pago de las nóminas de los trabajadores.

La agenda de la crisis del aluminio se alarga la próxima semana con una vista judicial fechada el jueves. Entonces, la sección social de la Audiencia Nacional tiene previsto dirimir otra denuncia de los sindicatos contra la propiedad de las fábricas y sus anteriores dueños. Consideran que la entidad comercial Grupo Industrial Riesgo, el fondo Parter Capital y la multinacional Alcoa se confabularon para no cumplir el acuerdo de compraventa. Esta vista se tenía que haber celebrado el pasado mes de febrero, pero dos de las compañías de la maraña tejida en torno a Riesgo reclamaron tiempo para estudiar la demanda.

Compartir el artículo

stats