DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adiós a Mada Fuente, de Asturcopia: “Tenía el don de ser agradable"

La cofundadora de la empresa de artes gráficas se crió en la calle Rivero y junto a su pareja sentó las bases de una firma puntera

Magdalena Fuente.

Magdalena Fuente.

Magdalena Fuente Menéndez, “Mada”, será recordada por su afabilidad, el gesto risueño que siempre alegraba su cara y la capacidad –innata según quienes más la conocían– de ser agradable con todo el mundo, muy especialmente los clientes de la empresa de artes gráficas que fundó hace 33 años junto a su marido, José Emilio Muñiz Ruiz. Esas virtudes y muchas otras, además de su juventud, vinieron ayer a la mente de cuantos avilesinos conocieron a una mujer que falleció la madrugada del pasado domingo a consecuencia de una grave enfermedad diagnosticada hace menos de seis meses. “Tenía un don para la atención al público, era una bella persona y su muerte es motivo de profunda consternación”, señaló ayer Carlos Martínez Guardado, que fue vecino de infancia de la difunta en la muy avilesina calle Rivero.

Porque Mada Fuente, aunque nacida en Pravia, recaló siendo un bebé en Avilés, donde sus padres cogieron la gestión del antiguo bar “Jai Alai” y lo rebautizaron como “Pravia”, en un claro guiño a sus orígenes. Magdalena Fuente mantenía estrechos vínculos con la Villa de los Seis Cuervos, donde conservaba familia, y, por ejemplo, no se perdía ningún año la fiesta del Xiringüelu.

Con su marido José Emilio Muñiz Ruiz tuvo dos hijos, Pablo y Marta, que ya le habían dado un nieto. También con su esposo, sentó la bases de la empresa Asturcopia, una referencia regional de su sector. Atentos a las novedades tecnológicas, pero sin perder de vista la calidez del trato humano –la especialidad de Mada Fuente– , la pareja amplió, modernizó y diversificó el servicio de artes gráficas dando muestras constantes de su carácter emprendedor.

Las exequias fúnebres de la difunta se celebrarán a las 13.00 horas de hoy, lunes, en la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery. Tras el funeral de cuerpo presente se procederá a la incineración de los restos mortales en el tanatorio de Avilés, donde se halla la capilla ardiente.

Compartir el artículo

stats