Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos errores administrativos paralizan el contrato de basura y el Plan de Movilidad

La falta de un informe del Consejo Consultivo impide rematar la adjudicación y el PMUS se retrasa a después de verano

Un operario de Urbaser, en plena desinfección de contenedores en Avilés.

Un operario de Urbaser, en plena desinfección de contenedores en Avilés.

El contrato de la limpieza viaria y recogida de residuos sólidos del Ayuntamiento de Avilés expirará en unos días, antes de que entre en vigor el nuevo, que cubrirá el servicio durante los próximos diez años. Un error en la tramitación impide culminar en plazo la licitación, por lo que el Consistorio tendrá que convocar un pleno extraordinario para dar luz verde a la adjudicación a Urbaser una vez resuelva el trámite pendiente. También se retrasa la aprobación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), que estaba prevista para los primeros meses de este año. Y es que el documento tiene que pasar el trámite ambiental antes de su aprobación inicial, en contra de lo que se creía en la Concejalía de Movilidad.

Urbaser seguirá prestando el servicio de recogida de basura y limpieza pese a que el ahora vigente finaliza el próximo 31 de mayo. Esta empresa se hizo con el contrato en el año 2000 y también fue la propuesta por la mesa de contratación para hacerse con el nuevo, hasta 2031. El Pleno aprobó el inicio del expediente licitatorio para la contratación el 23 de diciembre y acordó además delegar en la Alcaldía “la adopción de todos los actos administrativos que sean precisos para el cumplimiento, ejecución y extinción” del contrato de limpieza y recogida de basuras.

Como adelantó este periódico, la de Urbaser fue la oferta más valorada en el proceso, tanto en lo económico (59,5 millones, frente a los casi 66 del presupuesto base de licitación) como por los medios materiales disponibles y la propuesta de organización del servicio. Otros dos gigantes del sector presentaron oferta: FCC Medio Ambiente y Onet Iberia Soluciones.

La adjudicación definitiva precisa del visto bueno del Pleno municipal, y fue precisamente en las gestiones previas a su celebración cuando trascendió que falta por superar un trámite. Según un informe del interventor municipal con fecha 26 de abril, si bien “el procedimiento respeta el cumplimiento de la legalidad”, falta incorporar al expediente un informe preceptivo valorativo de la estructura de costes emitido por el Comité Superior de Contratos del Estado. Y es que así lo exige la ley para los contratos con un precio igual o superior a cinco millones de euros.

Al no haber concluido aún el expediente de contratación, dado que el contrato sigue pendiente de adjudicar, el interventor concluye que es posible solicitar ese informe preceptivo, y una vez esté incorporado al expediente, se podrá formalizar la adjudicación. Este imprevisto no afectará a la prestación del servicio dado su carácter “de interés público”. Así, se prorrogará el contrato inicial hasta que comience a ejecutarse el nuevo y sin necesidad de una contratación “puente”.

La aprobación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), la estrategia del Ayuntamiento de Avilés para reducir de forma drástica el uso del coche privado en la ciudad, no se espera ahora hasta pasado el verano. El motivo del retraso: las dudas sobre el trámite para su aprobación. El gobierno preveía tener el PMUS aprobado en el primer trimestre del año y fue precisamente cuando inició las gestiones para elevar el documento al Pleno cuando descubrió que el procedimiento que se estaba siguiendo no era el correcto.

Los informes jurídicos concluyen que el Plan de Movilidad tiene que superar el trámite ambiental, así como obtener informes favorables de dos consejerías (las de Transportes y Medio Ambiente) antes de llegar al salón de plenos. Toca ahora hacer todo eso. El plan de los socialistas pasaba por elevar el PMUS al Pleno para su aprobación inicial y, a continuación, emprender los trámites con el Principado. “No hay definido un procedimiento sobre la aprobación de los planes de movilidad dentro de la Ley de Transportes del Principado y el procedimiento que teníamos previsto no es que se plantea en Secretaría.

Los servicios jurídicos definieron el procedimiento que debemos seguir y entienden que no hay que llevar ahora el PMUS a Pleno, sino cuando esté el trámite ambiental y tengamos informe favorable de las consejerías”, explicó el concejal de Movilidad, Sostenibilidad, Mantenimiento y Diseño Urbano, el socialista Pelayo García. Así que lo que toca ahora es iniciar el trámite ambiental.

El Ayuntamiento de Avilés remitirá al Principado el plan de acción presentado en su día, junto con la memoria económica y el informe resultante del análisis de las aportaciones del proceso participativo. Una vez que se hayan emitido todos los informes favorables de las consejerías, el del servicio, el documento medioambiental, el informe de fiscalización, etcétera, se elevará el Plan al Pleno para su aprobación inicial (se requiere mayoría simple). A continuación, saldrá a información pública durante 30 días y, de haber alegaciones, habrá que resolverlas.

De no haberlas, la aprobación inicial se entenderá por definitiva y se publicará el texto íntegro en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA). Para eso, aún faltan meses.

Compartir el artículo

stats