Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los hoteles encaran el verano ya con reservas por el Celsius y el Intercéltico

Los empresarios prevén meses sobresalientes con “escapadas de última hora” l“Todo debe ir perfecto, el mínimo traspié es un daño”, indican

Turistas en una céntrica calle avilesina, en pleno casco históric de la ciudad.

Turistas en una céntrica calle avilesina, en pleno casco históric de la ciudad. Ricardo Solís

Los hoteles avilesinos que permanecieron cerrados los últimos meses –los no considerados esenciales– están ultimando los preparativos para reabrir sus puertas. Tienen el mejor aliciente como empresarios: las reservas de turistas que desean disfrutar del verano en la villa. “Las reservas para junio son pocas, y las que hay son para fin de semana. Esto suele ser normal porque la gente no viaja hasta que los niños tienen las vacaciones escolares”, explica María José Arias, directora del Hotel 40 Nudos, que reabrirá sus puertas el próximo viernes, día 21, tras meses de inactividad. Este año los niños inaugurarán el tiempo de estío el 24 de junio en Asturias. “Por el contrario sí podemos decir que, aún sin estar completos, la ocupación ya es alta para los meses de julio, agosto y septiembre y en esto tiene mucho que ver lo que se conoce de la programación estival”, avanza la hotelera, que confía en un verano sobresaliente. “Las expectativas son buenas, pero debe ir todo perfecto, el mínimo traspié nos puede hacer mucho daño”, sentencia.

El hotel corverano de Los Balagares reabrió hace apenas unos días. “Para el verano ya empezamos a tener movimiento”, reconoce el director, Daniel Rodríguez, que considera que Asturias “está bien posicionada como destino de naturaleza, sin masificaciones”. “Creo que éste va a ser mejor que el verano de 2020, aunque dependeremos también mucho de las reservas de última hora: antes era impensable organizar un viaje así, pero ahora puedes reservar una noche de hotel desde el coche, con el móvil, de la que haces una escapada”. Al igual que comienza a activarse el sector hotelero también lo hace el de restauración, con el interés de muchas personas por organizar eventos relativamente grandes como, por ejemplo, bodas.

“La gente se está animando poco a poco, se nota que todos intentamos volver a la normalidad", confirman desde un hotel

decoration

“La gente se está animando poco a poco, se nota que todos intentamos volver a la normalidad cumpliendo con las medidas oportunas”, confirma Conchi Gómez, jefa de recepción del Hotel NH Collection Palacio de Avilés, en lo que respecta al apartado de restauración. En cuanto a previsiones hoteleras, Gómez es optimista: “Esperamos un verano muy similar al pasado, en el que los meses de julio y agosto rondaron el cien por ciento de ocupación”.

Los empresarios del sector coinciden en la importancia de la programación estival en Avilés, con eventos como el Celsius o el Intercéltico, ambos fechados para julio, que atraen a decenas de personas cada año. “Ahora mismo es difícil hacer previsiones de cualquier tipo en los hoteles, puesto que todo son todo reservas de última hora. Solo tenemos reservas anticipadas para fechas claves del verano, como son el Festival Celsius 232 y el Festival Intercélticu d'Avilés y Comarca”, explica Aida Iglesias, directora del OCA Villa de Avilés. Reconoce que, aún con reservas, los datos de ocupación se sitúan muy por debajo de los registrados en 2019, cuando la pandemia era inexistente.

“No acabamos de ver una recuperación. Esperamos que la haya de cara al verano, pero la realidad es que las reservas son en su mayoría de última hora y eso dificulta hacer previsiones. Desde la finalización del estado de alarma ha entrado alguna reserva para julio y agosto, pero es un goteo, no hay ninguna fecha significativa, salvo las que mencionamos para eventos concretos”, subraya.

En el hotel Alda Palacio Valdés también llegan ya reservas: “Considerando como época estival de junio a septiembre, ambos inclusive, ahora mismo tenemos el veinticuatro por ciento reservado”. No obstante en ninguno de los establecimientos de la comarca las cosas son como antes de la pandemia. “Confiamos en que la ocupación va a ser bastante alta durante el verano, de hecho, ya el año pasado Asturias fue un destino muy demandado. La mayoría seguramente serán reservas de última hora o con pocos días de antelación, algo que ya nos está sucediendo en los últimos meses y a lo que nos hemos acostumbrado”, puntualizan desde el establecimiento de Llano Ponte.

Según un reciente estudio hotelero que recoge datos de 1.200 negocios y más de 165.000 habitaciones en la Península Ibérica, el ingreso por habitación disponible bajó un 65 por ciento en el primer trimestre del año y el precio medio diario, un 24 por ciento.

Compartir el artículo

stats