Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos parcelas de Gozón, una de Candamo y otra de Illas, candidatas a la construcción de la perrera comarcal

Descartadas las fincas de Verdicio, Viodo y Vegarrozadas - La entrada en el Consorcio de Villaviciosa y Grado se retrasa hasta que esté resuelta la ubicación

Concentración ante el Ayuntamiento de Avilés, en contra de la construcción de la perrera en Gozón.

Concentración ante el Ayuntamiento de Avilés, en contra de la construcción de la perrera en Gozón. Mara Villamuza

Dos parcelas de Gozón, una de Candamo (esta de propiedad municipal) y otra de Illas son las candidatas a albergar la perrera. El Consorcio del Albergue y Refugio de Animales (ARA) ha descartado en su reunión de esta mañana dos fincas de Gozón (situadas en Verdicio y Viodo) y una de Vegarrozadas (Castrillón) al concluir que no cumplen los requisitos mínimos. El organismo ha decidido aplazar la entrada de los ayuntamientos de Villaviciosa y Grado hasta que esté resuelta la ubicación de las instalaciones. La reunión se ha celebrado en el Ayuntamiento avilesino, mientras a las puertas de la Casa Consistorial un grupo de gozoniegos se concentraba pancartas en mano para manifestar su rechazo a la construccion de la perrera en su concejo.

El presidente del Consorcio del ARA, el concejal avilesino Jorge Luis Suárez, explicó que la parcela de Vegarrozadas, de 3.600 metros cuadrados, "es muy pequeña"; la de Viodo "también es muy justa" (tiene una superficie de 5.800 metros cuadrados) y hay viviendas en las inmediaciones, mientras que la de Verdicio, de 7.000 metros cuadrados, cuenta con especial protección forestal. "Sería necesario que el Ayuntamiento de Gozón abordara una modificación del Plan General. Tardaríamos años porque esas modificaciones son complicadas y llevan mucho tiempo", expuso.

Así las cosas, tras la criba son cuatro las opciones: la finca de Candamo, de propiedad municipal y con una superficie de 23.000 metros cuadrados; la de Santiago de Ambiedes, de casi 10.000, y las de Bañugues e Illas (estas dos últimas rondan los 12.000 metros cuadrados).

El Consorcio convocará "de forma inmediata a los técnicos", que tendrán 15 días de plazo para analizar los pros y contras de las parcelas finalistas. "Participarán técnicos del Consorcio, de los ayuntamientos de Avilés, Castrillón, Corvera, Candamo y Gozón. Habrá reuniones para estudiar técnicamente las fincas. Esas conclusiones las conjugaremos después con las propuestas económicas en una reunión que se celebrará en la semana siguiente a esa quincena", añadió Suárez.

Los consorciados han decido aparcar hasta esa nueva reunión la aprobación de la entrada de Grado y Villaviciosa, un trámite que inicialmente se había anunciado para el encuentro de hoy. Y es que han decidido esperar a tener resuelto el problema de la finca, máxime cuando ninguno de estos dos consistorios propusieron finalmente fincas para la construcción del albergue. Será en ese nuevo encuentro de junio cuando se dará luz verde a esas incorporaciones y a la reforma de estatutos. Los cambios estatutarios incluirán una novedad: las puertas se cerrarán en el Consorcio, que quedará integrado por 13 miembros. "No queremos un macro albergue, se cubrirá un área de unos 160.000 habitantes y no más", aseveró el presidente del Consorcio.

El ARA está llamado a ser "puntero a nivel nacional". "No es una bravuconada", afirmó Suárez, que ha visitado recientemente unas instalaciones en Pontevedra de características similares a las que se plantea el consorcio comarcal. Lo que se plantea es "un equipamiento moderno, con los sistemas más avanzados y espacios amplios, con una clínica veterinaria, una peluquería para los perros y que también que disponga de un aula pedagógica con voluntarios para actividades de educación". No se descarta la posibilidad de que disponga de un hotel temporal para mascotas e incluso un área recreativa.

Una vez se formalice la entrada de Grado y Villaviciosa, el Consorcio para la construcción del refugio de animales quedará compuesto por estos 13 concejos y con la siguiente participación: Avilés (42,69%), Castrillón (12,22%), Corvera (8,52%), Villaviciosa (7,94%), Llanera (7,51%), Gozón (5,64%), Grado (5,32%), Pravia (4,38 %), Soto del Barco (2,09%), Candamo (1,08%), Muros de Nalón (1,04 %), Las Regueras (1,01%) e Illas (0,56%).

"Que el albergue no sea en Gozón"

Una treintena de vecinos de Gozón, de Bañugues y Santiago de Ambiedes se concentraron esta mañana ante el Ayuntamiento de Avilés para expresar su rechazo a la perrera en el concejo. Pese a que aún no hay decisión en firme sobre la ubicación del albergue de animales mancomunado, los manifestantes entienden que la nueva instalación “causará molestias y olores y malestar a los vecinos”. Rechazan de plano la perrera en su concejo y plantean que el Consorcio opte por la finca situada en Candamo, “porque es de titularidad pública y no hay oposición vecinal”, manifestó José Manuel Granado, de Santiago de Ambiedes. “Nos ponemos en lo peor, y si hace falta tomaremos acciones legales”. A su lado, la dirigente vecinal de Bañugues, Esther García, confía en que el albergue de animales “no sea en Gozón”.

“La finca de Candamo está preciosa, en una arboleda”, manifestó García, que indicó además “por el momento no se sabe nada -de la ubicación definitiva-, hay que esperar”. Roberto Gutiérrez Collía, vecino de Bañugues, habita en una vivienda situada a “cien metros” de la finca propuesta en su parroquia para albergar el albergue de animales. “Tienen que buscar otro sitio porque en Gozón molesta, además estoy operado del corazón”, añadió.

“Nadie quiere la perrera al lado de su casa”, indicaron algunos manifestantes, que señalaron además que además de “los olores se suma que 200 perros estén ladrando por las noches”. 

Compartir el artículo

stats