Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés cosecha brotes empresariales pese al covid: “La clave es reinventarse”

El vivero de La Curtidora ha acogido a 23 nuevos inquilinos el último año, la mayoría dedicados a actividades relanzadas por la pandemia

Emprendedores avilesinos, de visita en el palacio de Maqua.

Emprendedores avilesinos, de visita en el palacio de Maqua. Mara Villamuza

Por más que la pandemia de coronavirus haya causado estragos económicos y la ansiada recuperación se perciba plagada de incertidumbres, hay hombres y mujeres –jóvenes casi sin excepción– que se han decidido a emprender actividades empresariales en Avilés animados por el convencimiento de que tienen ideas, productos o servicios con alto potencial de desarrollo en la etapa poscovid. Son de ésos que ven la botella medio llena cuando otros la ven medio vacía. Veintitrés emprendedores que en plena contracción de la economía han decidido dar un paso al frente y lanzar sus negocios desde La Curtidora de Avilés, el veterano vivero de empresas que el año pasado cumplió 25 años y aloja en estos momentos a 65 firmas además de tener domiciliadas a otras 50.

Los exponentes de la cosecha de brotes verdes del tejido empresarial avilesino se vieron las caras ayer en un encuentro organizado por el área de Promoción Económica del Ayuntamiento de Avilés en el palacio de Maqua, recién reformado como equipamiento para emprendedores. La reunión, además de para intercambiar opiniones sobre lo que puede deparar la etapa poscovid, sirvió para trasladar a las autoridades municipales sugerencias de mejora de la cartera local de servicios enfocados a los emprendedores y críticas, que fueron básicamente constructivas.

La palabra “reinvención” fue una de las más pronunciada ayer por los emprendedores avilesinos de nueva hornada a la hora de explicar la génesis de sus proyectos; del mismo modo que todos comparten un moderado optimismo sobre el escenario económico que se empezará a desvelar a partir de este verano. “El covid, visto como un aliado para determinadas actividades, ha acelerado tendencias que estaban latentes; sin duda, la pandemia tendrá un efecto de catalizador de los cambios que se percibían pero que no acababan de manifestarse por completo”, opina Sergio Baragaño, arquitecto ovetense que acaba de constituir una “start-up” (empresa tecnológica emergente) ubicándola físicamente hace seis meses en el vivero de La Curtidora.

"Sin duda, la pandemia tendrá un efecto de catalizador de los cambios que se percibían pero que no acababan de manifestarse por completo”

Sergio Baragaño - Arquitecto

decoration

El proyecto de Baragaño, “Room 2030”, ya es sobradamente conocido en Asturias e incluso fuera de ella: es el ideólogo de las casas modulares fabricadas con acero de Arcelor, una de las cuales estuvo expuesta en la plaza del Niemeyer. “La industrialización de la vivienda y la arquitectura modular, flexible por definición, están llamadas a beneficiarse de los cambios que generará la pandemia. Veo una oportunidad y decidí emplazarme en Avilés para explotarla por la proximidad al centro de I+D de Arcelor, por las facilidades que me han dado las administraciones y porque la tierra ‘tira’”, explica el arquitecto.

“La pandemia ha cambiado nuestras vidas haciéndolas mucho más digitales y las empresas se están dando cuenta y buscando la manera de posicionarse en ese nuevo escenario”

Ana Abati - Emprendedora

decoration

También ovetense, Ana Abati, que junto a Adrián Lorenzo puso en marcha la empresa publicitaria Ábside, constata una creciente demanda de servicios para páginas web: “La pandemia ha cambiado nuestras vidas haciéndolas mucho más digitales y las empresas se están dando cuenta y buscando la manera de posicionarse en ese nuevo escenario”. La Curtidora fue la elección de los socios de Ábside para fijar la sede de su empresa porque una vez conocidas sus instalaciones quedaron prendados de las mismas y tanto es así que Ana Abati ha fijado su residencia en Avilés convirtiéndose en el prototipo de lo que busca la Alcaldesa, Mariví Monteserín: jóvenes talentosos, con proyectos e ilusión y dispuestos a venir a vivir a la ciudad para frenar el desplome demográfico.

"El coronavirus ha actuado como acicate para la reinvención"

Daniel Suárez - Arquitecto, ha montado una empresa de fabricación digital

decoration

Otro emprendedor novel afincado en La Curtidora es Daniel Suárez, un arquitecto que acabó la carrera en plena pandemia y que ha enfocado su vida laboral al campo de la fabricación digital con impresoras 3D. Para desarrollar esa actividad ha fundado la empresa “To Infinity”, que en breve lanzará sus primeros productos al mercado. “El covid, siendo un problema grave, también ha supuesto una oportunidad para algunos sectores y lo que salga de esta crisis va a ser, con toda seguridad, muy sólido. El coronavirus ha actuado como acicate para la reinvención”, asegura el joven empresario.

“Elegimos Avilés para instalarnos porque tiene un rico entorno empresarial y un clima económico propicio para nuestra actividad, lo cual no es excluyente para que podamos atender a clientes de cualquier parte del país”

Laura Jiménez - Directora de márketing

decoration

Llegados hace quince días a La Curtidora, los castrillonenses Laura Jiménez y Albano Gómez maduraron la idea de su empresa, “Trivio Sales Solutions” durante los días que la epidemia corría desbocada. “Lo nuestro fue un parto en pleno covid”, bromea la directora de márketing de la firma, que ofrece, como su nombre indica, “soluciones de ventas”; es decir, que ayudan a otras empresas a vender sus productos. “Elegimos Avilés para instalarnos porque, al margen de las facilidades recibidas por parte de La Curtidora, tiene un rico entorno empresarial y un clima económico propicio para nuestra actividad, lo cual no es excluyente para que podamos atender a clientes de cualquier parte del país”, manifiesta Jiménez, confiada en que la crisis sanitaria “abrirá ventanas a nuevas oportunidades empresariales”.

“Veo con optimismo el impulso que empiezan a tener las páginas web ahora que todo se ha vuelto más ‘online’ y digital"

René Estébanez - Fotógrafo

decoration

Otro emprendedor que da un voto de confianza a la recuperación económica es el fotógrafo René Estébanez, que ha añadido a la oferta convencional de servicios de un profesional de su tipo las fotos aéreas hechas con dron, un nuevo ejemplo de reinvención para abrir mercado: “Veo con optimismo el impulso que empiezan a tener las páginas web ahora que todo se ha vuelto más ‘online’ y digital: para hacerlas se requieren fotos, y ese es mi trabajo”.

Compartir el artículo

stats