DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Críticas por facturar a una comunidad de Llaranes el caudal perdido en una fuga

Un cambio del contador del agua ha hecho saltar las alarmas en una comunidad de propietarios de la calle Monte Estupo de Llaranes. Según los vecinos el origen está en la sustitución del medidor del agua por parte de la concesionaria del servicio y provocó sin su conocimiento, critican, una serie de fugas que han derivado en facturas que han llegado a alcanzar los 2.600 euros. El precio a pagar por los recibos fue en aumento, según iban pasando los meses, con un gasto que comenzó a crecer hasta en 711 metros cúbicos para llegar a “quintuplicar” el consumo habitual de la comunidad, en condiciones normales, situándose en 1.264 metros cúbicos. “El último recibo está sin pagar y la empresa no tardó en llamar, en menos de 48 horas; si hubieran tenido la misma diligencia en avisar de la fuga cuando el recibo era de 711, que era el doble de lo habitual, todo esto no habría sucedido y no se habrían perdido un millón y medio de litros de agua”, criticó el presidente de la comunidad, Manuel Antonio Morís.

Compartir el artículo

stats