La portavoz para políticas sociales del Grupo Parlamentario del PP en la Junta, Reyes Hurlé, criticó ayer a la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, del PSOE, por aseverar que en la ciudad no hay colas del hambre y la tildó de “sectaria” ante determinadas entidades que se ocupan de los más necesitados. La Alcaldesa manifestó en el último Pleno que en Avilés “no hay colas del hambre”, sino “una cola de una organización que se niega a colaborar con sus datos con el sistema público del Ayuntamiento porque tiene el modelo asistencial que hace efecto llamada”. Monteserín, supuestamente, se refirió sin nombrarla a una entidad religiosa que ofrece comida en un local situado en el centro de la ciudad y de la que dijo que “hay organizaciones a las que les gusta más la exhibición de la beneficencia”.

Para la diputada del PP, la Alcaldesa, “lejos de ser una socialista progresista se dedica a pronunciarse en contra de colectivos sociales que realizan esas tareas solidarias”. “Esa es la hipocresía del socialismo y de ese progresismo de la izquierda, que cuando algo no controla decide apartarlo”, dijo. La portavoz del PP en Avilés, Esther Llamazares, consideró que, con sus palabras, Monteserín “falta el respeto” a la asociación, los voluntarios y las empresas que colaboran en la inclusión social.