DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ideas infantiles para un mundo mejor

Decenas de chavales usan los cauces de participación habilitados por el Ayuntamiento para influir en temas de su interés, como la salud o el ocio

Una pasada reunión del Consejo de Infancia y Adolescencia, en el salón de recepciones del ayuntamiento. | M. V.

Una pasada reunión del Consejo de Infancia y Adolescencia, en el salón de recepciones del ayuntamiento. | M. V.

Son pequeños, pero eso no quita que sepan muy bien cuáles son sus derechos y lo que quieren. Algunos apenas levantan un metro del suelo, pero sus palabras suenan alto. Otros hace poco que han aprendido a pronunciar la “g”, pero no enmudecen ante el diálogo. Los chavales avilesinos –niños y adolescentes– tienen desde hace algo más de una década un altavoz a su disposición que les brinda la posibilidad de exponer sus reivindicaciones, sus inquietudes, sus proyectos... Se trata del Consejo de la Infancia y la Adolescencia de Avilés, que cumplió diez años en 2020, en plena pandemia. Ahora, con el virus más controlado, los chavales avilesinos, los miembros actuales y los “jubilados” han celebrado este aniversario tan redondo para dar realce a la entidad que les ha permitido alzar la voz. Y es que la juventud avilesina tiene mucho que decir.

En la “fiesta” del Consejo participó la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín; la concejala de Juventud, Raquel Ruiz; el director general de Servicios Sociales del Principado, Joaquín Monteagudo y la presidenta de Unicef Asturias, María José Platero. Pero el protagonismo lo tuvieron esos niños y adolescentes que cada vez que se reúnen dan el do de pecho por los suyos: El CIAA está representado a día de hoy por Marta Fernández Correa, Hugo Soberón Valdés, Alejandro Suárez Junquera, Henar Fernández Clavel, Emilio Román Sánchez, Sofía Saint Remy Martínez, Carmen Pérez Álvarez, Nora Grijalvo Fernández, Teo Castro Cuartas y Lucia Viejo Quintana. Entre los antiguos integrantes, que forman parte de los grupos juveniles: Luis Cortina Vílchez, Roberto Pablo Arribas Rodríguez, Coral Gómez Gómez, Alexandra Velasco Fernández, Lucas Cathel Allende Tocino...

Pero, ¿cómo facilita un gobierno local la participación de sus niños y jóvenes? Los elementos clave para que puedan expresarse, aportar ideas y tomar decisiones trascendentales para su municipio son el Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia y el Grupo de Participación Juvenil (JPG). El origen de estos órganos participativos en el municipio viene de atrás: el consejo de infancia en Avilés arrancó de una manera más informal en el año 2006, de mano de los servicios sociales que trabajaban con el colectivo y ofertando a los centros educativos talleres de participación infantil. En el año 2007 se elabora y edita una versión adaptada en forma de cuento ilustrado del I Plan Integral de Infancia y Adolescencia, lo cual supuso un primer acercamiento al desarrollo de la participación infantil, ya que el texto pasó a ser comprensible y atractivo para la infancia avilesina. Y con trabajo, sin pausa, se llegó a 2010. Entonces el Pleno aprobó el Reglamento del Consejo Municipal de Infancia y Adolescencia, y se gestó el I Consejo Municipal de la Infancia y Adolescencia. La declaración de Avilés como Ciudad Amiga de la Infancia (CAI) y la incorporación a la Red Local a favor de los derechos de la Infancia y la Adolescencia (2010/2014) contribuyó a consolidar y proyectar la labor que en este ámbito se desarrolla en la ciudad al mismo tiempo que favoreció el intercambio de experiencias e iniciativas con otras ciudades que están trabajando en la misma línea que Avilés.

En estos diez años los niños de Avilés han trabajado mucho en pro de los derechos de la infancia y la adolescencia. Más bien no han parado ni un momento. De sus quehaceres, unos ejemplos: en 2012, por ejemplo, enviaron un carta al entonces presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para solicitar que su país ratificara la Convención de Derechos de la Infancia de Naciones Unidas. Un año después se les brindó la posibilidad de que fueran los niños quienes se encargaran de la elaboración del II Plan municipal de Infancia y Adolescencia, que también fue aprobado por unanimidad en el Pleno. El documento recoge 31 medidas estructuradas en cuatro áreas: urbanismo y medio ambiente, educación y familia, salud y deporte, y ocio y cultura. Demostraron entonces ser ciudadanos de pleno derecho.

En la etapa más reciente, los chavales avilesinos han seguido trabajando, incluso durante los peores meses de la pandemia, adaptándose a nuevos formatos y formas de reunión en favor de la salud comunitaria. Porque los niños avilesinos han demostrado que además de alzar su micrófono por los derechos también suben la voz por eso llamado solidaridad.

Compartir el artículo

stats