DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cae un 63% la afluencia al teatro por la reducción de aforos y el confinamiento

Las proyecciones de cine y los espectáculos musicales se revelan como los primeros actos culturales en recuperar el favor del público

La representación de la opereta “El As” llevada a cabo en agosto de 2020 en el exterior del Palacio Valdés con motivo del centenario del teatro. | R. Solís

La representación de la opereta “El As” llevada a cabo en agosto de 2020 en el exterior del Palacio Valdés con motivo del centenario del teatro. | R. Solís

La incidencia de la pandemia también se hace notar –y de qué manera– en la industria de la cultura y el entretenimiento. La caída de de espectadores ha sido notable en el Palacio Valdés, sobremanera por la reducción de los aforos (están a la mitad), pero también como consecuencia de la implantación del estado de alarma (en marzo de 2020) y, subrayadamente, por el cierre perimetral que se alargó desde finales de octubre a mediados de diciembre del año pasado: la carrera hacia la normalidad que había empezado con el estreno nacional de “Rita”, con Carlos Hipólito, y la vuelta a los escenarios de Lola Herrera se vio interrumpida durante algo más de seis semanas y eso provocó el retraso, por ejemplo, de “Castelvines y Monteses” de Sergio Peris-Mencheta. Sin embargo, ciertos indicios de “normalidad” empiezan a ser visibles en las programaciones de cine y música promovidas por el Ayuntamiento de Avilés.

Teatro. La caída de espectadores en el teatro Palacio Valdés por el virus ha sido notable. En 2019, fueron 26.900 personas las que compraron entradas para alguna de las 66 actividades que se programaron. En 2020 se celebró el centenario del teatro Palacio Valdés y, pese al gran confinamiento de la primavera y el cierre perimetral del otoño, la programación fue de 30 funciones de 24 espectáculos. Y es que hubo, en algunas ocasiones, hasta dos funciones programadas. Pasó con “Cinco horas con Mario”. Lola Herrera, su protagonista, volvió en Avilés a los escenarios después de seis meses de parón obligatorio.

La cosecha de espectadores durante el año 2020 fue de unos 10.000 personas; es decir, la caída fue del 63 por ciento con respecto a 2019. La actividad teatral en el año en centenario, que iba a ser enorme –con una colaboración con el teatro de la Zarzuela de Madrid, como guinda–, se vio recortada, aunque fuese de manera discreta. A las 24 obras llevadas a escena se sumó una representación en plena calle Palacio Valdés (un musical en el que los Amigos de la Ópera recuperaron el número de las enfermeras de la opereta “El As”, la que sirvió para inauguró el teatro en 1920). Y, además, hubo 16 visitas teatralizadas al odeón a cargo de la compañía de José Rico. En total, 160 personas participaron en esa actividad (las restricciones sanitarias limitaron a 10 personas el número de espectadores por pase). Y todo esto, con unas condiciones de juego mermadas: de las 700 butacas con que cuenta el teatro, sólo están disponibles actualmente para ser ocupadas 356.

Cine. La pandemia redujo a la mitad las proyecciones cinematográficas en la Casa de Cultura. En 2019 se programaron treinta películas frente a las quince del pasado año. En este año 2021 la programación de películas está recuperando el tiempo perdido: desde finales de febrero (el segundo cierre perimetral se levantó el 22 de aquel mes) el área de Cultura ya ha programado diecisiete películas.

La actividad cinematográfica del Ayuntamiento de Avilés cuenta con la devoción de los espectadores avilesinos. Para el pase de “Intemperie”, la última producción de Benito Zambrano, se vendieron 382 entradas. “Ventajas de viajar en tren” consiguió atraer a 368 personas. Las dos películas las protagoniza Luis Tosar y los dos pases fueron en enero de 2020, antes de que se decretase el primer estado de alarma.

Música. Durante el año 2019 el ciclo Factoría Sound se desarrolló en el teatro del centro cultural del Carbayedo, que tiene una capacidad para 150 personas. El promedio de ocupación entonces fue del 67 por ciento. El Ayuntamiento organizó entonces 13 conciertos y vendió unas 100 entradas por espectáculo. Es decir, 1.300 personas eligieron la música del ciclo para celebrar su fin de semana en Avilés. Antes del primer decreto del estado de alarma, los organizadores del Factoría Sound consiguieron programar cuatro conciertos, a los que asistieron cien personas por noche, es decir, 400. Tras la desescalada, el ciclo salió del teatro y se fue a las plazas de Avilés. A eso lo llamaron Factoría Sound Summer. Este año 2021 el ciclo ha vuelto a evolucionar: se desarrolla en el auditorio de la Casa de Cultura. Con el cambio de escenario, la aceptación está siendo espectacular: más de 180 personas por concierto, casi un 80 por ciento más que durante el año 2019.

Actividades confinadas. Una de las novedades de la programación cultural durante la pandemia fueron los espectáculos online. El Factoría Sound, por ejemplo. Según los datos oficiales, destacó el concierto de “Dry River”, que llegó a un total de 11.000 personas. “Moonshine Dragon” consiguió 6.000 espectadores y Fernando Rubio, 4.200. Pero también el “Avilés, ciudad dylanita”, o las proyecciones de teatro… Fueron, concretamente, 139 actividades durante 99 días.

Compartir el artículo

stats