DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El coro de Los Adioses prepara un viaje sentimental a los ochenta en el Valey

La formación estrena “The Cassette Experience” en Piedras Blancas con veinte músicos sobre la escena

Los músicos, durante un ensayo en el Valey de Castrillón. | R. Solís

Los músicos, durante un ensayo en el Valey de Castrillón. | R. Solís

El coro de Los Adioses ha empezado a cocinar el espectáculo “The Cassette Experience” que presentará el próximo día 5 de junio (19.30 horas) sobre las tablas del teatro del centro Valey de Piedras Blancas. Olaya Esteban, la directora de la formación, define el montaje como “un viaje musical a los ochenta”, a la época en que las cassettes se convirtieron en el formato predilecto para grabar música.

El coro de Los Adioses prepara un viaje sentimental a los ochenta en el Valey

“La experiencia completa incluye escuchar una selección de temas en arreglos corales con diferentes montajes coreográficos y musicales”, recalcó la productora del espectáculo. “Cada tema tendrá una puesta en escena diferente, así como distinto número de cantantes y bailarines”, añadió.

“La producción del espectáculo es ciento por ciento asturiana. Y también los técnicos, coreógrafos, maquilladores y compositores”, reconoció Esteban. De hecho, los temas seleccionados cuentan con los arreglos de los músicos José Antonio Lage y Miguel Esteban. El tercero es el norteamericano Kirby Shaw, que fue uno de los profesores invitados de la Escuela de los Adioses, la institución de donde sale el coro. “Es americano, pero después de tanto tiempo, ya lo podemos adaptar como asturiano”, bromeó Esteban.

“Cuando una empieza a producir un espectáculo de este tipo, enseguida se da cuenta de la falta de medios. El vestuario, los focos ultravioletas, los focos efecto agua y fuego, las pinturas, el maquillaje, la microfonía. Hacerse con todo este set ha sido un gasto estratosférico para un grupo como nosotros que no tenemos ningún tipo de subvención”, señaló Esteban. “A nosotros, por el tema del covid, nos quitaron nuestro lugar de ensayo y tuvimos que alquilar un sitio donde poder hacerlo. Otro gasto más”, se lamentó. “Si no es por el Orfeón y por el Ayuntamiento de Castrillón, el trabajo de casi dos años y más de cinco mil euros de presupuesto se queda sin ver la luz”, añadió la responsable del coro.

La Escuela de Los Adioses, en otro orden de cosas, terminará el curso el próximo 21 de junio. Y, aunque no habrá concierto de despedida antes del verano, la entidad pretende grabar un videoclip divertido con los alumnos como realizó en distintas ocasiones durante el confinamiento. La actividad está abierta a todos los músicos.

Compartir el artículo

stats