Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La actividad turística, al alza: vuelven los viajes a las islas y las lunas de miel

Las agencias de la comarca detectan un ligero aumento de la demanda: “La gente es prudente, aún hay miedo, pero la cosa va bien”

Viajeros en el aeropuerto de Asturias.

Viajeros en el aeropuerto de Asturias.

Las agencias de viajes de la comarca avilesina comienzan a despegar y en los últimos días ya han sido muchos los vecinos que se han aproximado a estos negocios fuertemente castigados por la emergencia sanitaria, como el sector turístico en general. Pese al aumento de la demanda, las cifras distan mucho de ser como las registradas en el año 2019, el último antes de que el nuevo virus irrumpiera sin piedad.

“Podemos decir que está muy bien para lo que había, que era cero, pero no tiene nada que ver con lo que conocíamos: la gente es más prudente, aún hay miedo y hay personas que esperan a estar vacunados para organizar cualquier viaje”, explica Mónica Blanco, gerente de viajes “La Villa”.

Coincide con sus colegas en que los destinos con mayor salida a día de hoy son los nacionales y, dentro de estos, los preferidos aterrizan en las islas: Canarias y Baleares. Tímidamente, apuntan, tienen salida los viajes internacionales al Caribe, donde no se exige PCR (prueba utilizada para el diagnóstico covid) de entrada. Estos destinos suelen ser lo elegidos por los novios, muchos con lunas de miel atrasadas por la pandemia: “Maldivas también es un destino en auge a día de hoy”.

Julio y agosto

¿Y las fechas elegidas? Los avilesinos mantienen julio y agosto como los meses preferentes para viajar, aunque las agencias avilesinas han apreciado un ligero repunte para este mes de junio: “Pese a todo la gente tiene ganas de salir ya”. El tiempo de “veraneo” ronda la semana por término medio.

De acuerdo a un estudio elaborado por Allianz Partners (“El futuro del viaje: hábitos y preferencias del consumidor”) el mejor escenario para viajar será en 2024, cuando se prevé la recuperación del sector turístico.Tras una importante caída del 77%, la previsión es que este verano aumenten las visitas desde el extranjero entre el 30% y el 40%, esperando principalmente un turismo de origen inglés, alemán y francés, además de viajeros nacionales.

La disposición a viajar también crece: si bien el 30% de los residentes en España están dispuestos a salir este año, aumenta hasta el 49% cuando se les consulta si viajarían a principios del año 2022, y la curva va en ascenso hasta alcanzar el 88% para el 2023, generando optimismo en el sector. En cuanto a qué lugares visitarían, el 87% de los encuestados se inclinan por el turismo nacional, frente al 37% que estaría dispuesto a viajar a países del continente, siendo la primera opción Francia, seguida de Portugal e Italia. El turismo local también tiene sus tendencias: entre los destinos más valorados se sitúa ahora Asturias.

Nuevas preferencias

Falta aún movimiento, no obstante, dicen desde las agencias, de viajes de negocios.

El turista, además, tiene nuevas preferencias, según el informe. En esto coinciden los gestores de viajes de la comarca avilesina. La tendencia de viajar a las grandes ciudades o destinos populares se reduce, igual que la predisposición a utilizar medios de transporte masivos.

El turismo de masa ya no es una tendencia. El 82% de los encuestados se inclina por el turismo rural, sin aglomeraciones.

El 63% evitaría alojarse en grandes hoteles eligiendo hostales o casas de alquiler, y el 37%, campings. En cuanto a la movilidad, el 72% prefiere viajar en su propio coche, o alquilar uno. Los temores de los viajeros se resumen en 6 supuestos: enfermar, tener un accidente, dar positivo en covid, no saber a qué hospital o clínica acudir, y perder el equipaje o la documentación.

Compartir el artículo

stats