DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El sector éolico demanda caldereros para atender su creciente cartera de pedidos

Windar Renovables inicia un curso de formación de pintores industriales tras sendas experiencias satisfactorias de soldadura de arco sumergido

Los responsables de Windar Renovables, Femetal y el Ayuntamiento de Avilés, ayer, en la bienvenida a los alumnos del curso de pintores industriales.

Los responsables de Windar Renovables, Femetal y el Ayuntamiento de Avilés, ayer, en la bienvenida a los alumnos del curso de pintores industriales. Mara Vllamuza

Guillermo Ulacia, el presidente de Femetal, la patronal asturiana del Metal, lo reiteró el mes pasado en Gijón: la escasez de profesionales como soldadores o torneros-fresadores es una constante preocupación para las industrias asturianas, especialmente las del sector del metal. Y hoy fue la directora de Recursos Humanos del Grupo Daniel Alonso, Mariola Villarón Hernández, la que en un acto en Avilés puso de manifiesto cuál es el perfil laboral que más difícil resulta de cubrir para una empresa como Windar Renovables, cuya carga de trabajo para el sector eólico no deja de crecer: caldereros. “Conscientes de la escasez de estos y otros profesionales metalúrgicos, firmamos convenios de colaboración con instituciones públicas para hacer formación a la carta”, explicó Villarón Hernández.

La de esta mañana fue, precisamente, una jornada ilustrativa de cómo Windar Renovables invierte tiempo y recursos para generar cantera de futuros trabajadores en ámbitos en los que el sistema educativo o el mercado no alcanzan a proporcionar determinada mano de obra: dieciocho desempleados de Avilés iniciaron un curso formativo de 365 horas (147 teóricas y 216 prácticas) en el centro municipal de empleo Europa como operadores en tratamiento de superficies (pintores industriales).

Esta acción formativa está organizada por el Ayuntamiento de Avilés en colaboración con Femetal y Windar Renovables y cuenta con un compromiso de contratación del 60 por ciento por parte de la empresa. Se trata de la sexta acción formativa con compromiso de contratación puesta en marcha en lo que va de año por el Ayuntamiento, “continuando así con la línea estratégica llevada a cabo en los últimos años de afianzamiento de la relación público-privada con las empresas del territorio”, destacó el concejal de Formación y Empleo, Juan Carlos Guerrero.

Mariola Villarón Hernández refirió que con antelación al curso puesto hoy en marcha hubo otros dos en meses pasados para formar soldadores en la técnica de arco sumergido, “una especialidad que no se imparte, de momento, en los ámbitos reglados de la educación”. Windar Renovables aplica la misma filosofía que el grupo empresarial del que forma parte: cuando detecta una necesidad profesional difícil de cubrir asume en primera persona la misión formativa. El responsable de Formación y Proyectos de Femetal, Rafael Bernardo Cobertera, valoró la estrategia de “formación a la carta” que sigue Windar Renovables y animó a otras empresas a tomar ejemplo.

Las dieciocho personas desempleadas de Avilés que participan en el curso iniciado hoy se formarán en competencias que les permitirán realizar las labores de aplicación de tratamientos superficiales en las estructuras que componen una torre eólica. Algunos de los contenidos del curso son: seguridad en trabajos en altura en estructura fija, manejo seguro y eficaz de plataforma elevadora móvil de personas y otras máquinas, gestión de residuos, aplicación de tratamientos superficiales anticorrosivos y prácticas reales en taller.

La responsable de recursos humanos de Windar Renovables valoró la calidad del curso para formar pintores industriales tanto por la posibilidad de brindar una carrera profesional a quienes lo acaben con éxito y sean contratados como por el hecho, inusual, de que serán los propios oficiales de la empresa los que enseñarán de forma práctica a los alumnos: “Es decir, que aprenderéis in situ y por boca de los profesionales más cualificados y experimentados”.

Los alumnos solo tienen como denominador común la situación de desempleo y el hecho de ser varones, si bien es cierto que el sexo no era un factor excluyente en la selección; por lo demás, responden a diferentes patrones de edad y carecen de experiencia previa en el ámbito de la pintura.

Mariola Villarón les recalcó la oportunidad que se les brinda al ser beneficiarios de un curso formativo con garantía de colocación, si bien les aclaró que tengan en cuenta que “en el momento de la selección de los futuros contratados no solo se tendrá en cuenta la evaluación continua de la materia impartida, sino también aspectos como la atención a las normas de seguridad, la actitud, la aptitud, el compañerismo e incluso la puntualidad”.

Compartir el artículo

stats