DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés, decidido a desatascar el proyecto del albergue de animales

El presidente del consorcio, el concejal Jorge Luis Suárez, prevé tener listos los informes técnicos de las fincas en dos semanas

Una pasada concentración para reivindicar la construcción del albergue de animales. | Miki López

Una pasada concentración para reivindicar la construcción del albergue de animales. | Miki López

El próximo día 21, lunes, figura marcado en rojo en la agenda del concejal avilesino Jorge Luis Suárez, presidente del consorcio municipal que promueve la construcción de un albergue de animales que daría servicio a trece concejos asturianos, una vez que se formalice la entrada de Grado y Villaviciosa. “Según mis previsiones, ese es el día que podremos reunir a los representantes municipales del consorcio para examinar la documentación técnica que ahora mismo se está elaborando y que debe permitirnos elegir la finca donde se instalará el albergue. No obstante, si esos informes están disponibles antes, adelantaríamos la fecha de la reunión”, manifestó ayer el edil.

La primera y más trascendental tarea que tiene pendiente el Consorcio del Albergue y Refugio de Animales (ARA) es seleccionar la finca donde irán las instalaciones, pero el concejal Jorge Luis Suárez desea “llevar la conversación más allá de la elección del terreno” y empezar a “perfilar lo que debe ser el proyecto constructivo, las necesidades del equipamiento y el coste del mismo”. Es decir, y según las palabras de edil, “empezar a mirar hacia adelante y tratar de desatascar de una vez por todas un asunto que lleva dos décadas enquistado”.

Los informes técnicos encargados se refieren a cada una de las cuatro fincas que han llegado a la ronda final; una de ellas debe ser la elegida para construir el albergue de animales. Se trata de una finca de Candamo, de propiedad municipal y con una superficie de 23.000 metros cuadrados; un terreno en Santiago de Ambiedes (Gozón), de casi 10.000 metros cuadrados, y dos más en Bañugues (Gozón) e Illas (estas dos últimas rondan los 12.000 metros cuadrados).

“Lo que nos informes técnicos nos van a proporcionar son criterios objetivos para decidir qué ventajas y qué inconvenientes tiene cada una de las parcelas que está sobre la mesa. Posteriormente, evaluaremos la variable del coste de compra y con toda esa información adoptaremos la mejor decisión”, manifestó el presidente del consorcio.

En una fase posterior a la selección del terreno, la hoja de ruta el Consorcio prevé encargar a una empresa especializada un informe que describa las necesidades a cubrir con la perrera, tanto de espacio de las diversas dependencias como de la organización de las mismas. “Creo, sinceramente, que de ésta se hará realidad la vieja aspiración de poner en funcionamiento el albergue de animales”, aseveró el edil.

Compartir el artículo

stats