La Policía Local de Avilés intervino a primera hora de la mañana de ayer (8.37 horas) en una pelea entre dos personas en El Parche. "A la llegada de las patrullas se comprueba que entre ambos existe una relación sentimental y que ambos presentan lesiones producidas por armas blancas en diversas partes del cuerpo, por lo que es necesario su traslado al Hospital San Agustín", explican los agentes, que detuvieron a las dos personas como supuestos autores de sendos delitos de lesiones dentro del ámbito de género y doméstico.

Ya por la tarde la lluvia fue la protagonista de la jornada y derivó en varias intervenciones a nivel de tráfico, con resultado de cinco accidentes documentados, tres de ellos con heridos leves. El primero fue un atropello a la altura del 1 de la avenida de San Agustín. Resultó arrollada en el paso de peatones una mujer de 70 años. El conductor del vehículo resultó ser un varón de 68 años de Soto del Barco, siempre según consta en el parte policial. Poco después, a las 17.36 horas, los agentes intervienen en un accidente por alcance entre dos turismos en la avenida de Conde de Guadalhorce. Resultaron heridos leves tanto el conductor como el acompañante de uno de los vehículos implicados, un hombre y una mujer de Castrillón. Y a las 19.49 horas interviene también la Policía Local en otro alcance entre dos turismos en Hernán Cortés. Resultó herida leve la conductora de uno de los coches, una avilesina de 37 años.

En otro orden de cosas, dentro de la campaña de control de alcohol y drogas puesta en marcha por Dirección General de Tráfico entre los días 16 al 22 de junio, en la que colabora la Policía Local de Avilés, ayer fueron propuestos para sanción en vía administrativa un conductor por hacerlo con tasas de alcohol en aire espirado superior a la legalmente establecida y uno por hacerlo con presencia de droga en el organismo, según arrojó el test indiciario salival.

En cuanto a actuaciones derivadas de la lluvia los agentes reseñan dos actuaciones: el efecto acumulativo de las precipitaciones llegó a colapsar dos sumideros en la calle Conde de Guadalhorce y en la carretera de Luanco (AS-238), a la altura de la conocida como "glorieta de la Palmera". En ambos casos, la rápida actuación del retén disponible por parte de Aguas de Avilés, dio rápida y acertada respuesta a sendas incidencias.