Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Festejos de Avilés desiste de San Juan y promete "trabajar coordinadamente" con hosteleros y vecinos para San Agustín

Yolanda Alonso recalca que su concejalía “tiene las puertas abiertas a todo el mundo” y pone como ejemplo a seguir el último Festival del queso

Una pasada edición de la foguera de San Juan en Avilés.

Una pasada edición de la foguera de San Juan en Avilés. Ricardo Solís

La concejalía de Festejos de Avilés desiste de organizar la "foguera" de San Juan. Según la edil responsable, Yolanda Alonso, “la normativa sanitaria en vigor impide toda celebración festiva y multitudinaria al aire libre”. Es el segundo año que Avilés se queda sin “foguera”, pues en 2020, y también debido al covid, fue imposible prenderla como es tradicional en la plaza de Pedro Menéndez. Yolanda Alonso detalló que, según la normativa, un acto al aire libre, festivo y multitudinario debería de llevarse a cabo delimitando el perímetro, garantizando distancias entre asistentes e identificando a los mismos, “algo inviable tratándose de una actividad como la 'foguera' de San Juan”.

Por otra parte, el muy demandado “diálogo” en materia de fiestas entre el sector de la hostelería y el equipo de gobierno de Avilés fluirá desde ahora “con naturalidad”, según, al menos, la intención que manifestó la concejala de Festejos, Yolanda Alonso, en declaraciones a este diario. La edil sostiene que está “en contacto” permanente con el sector hostelero, “más si cabe a raíz de la epidemia de coronavirus”, y que su intención es “dar continuidad e incluso reforzar los canales de comunicación con los empresarios del ocio”. Alonso asegura ser consciente de la conveniencia de “trabajar coordinadamente”, y no solo con los hosteleros “sino que también quiero tener contacto frecuente con las asociaciones de vecinos y, en general, con cualquier tipo de colectivos que pueda hacer aportaciones constructivas”.

Público en un concierto de San Agustín del año pasado. Mara Villamuza

Semejante declaración de intenciones de Yolanda Alonso se produce en un momento en que la hostelería tratar de remontar tras los sucesivos varapalos recibidos por las restricciones a su actividad que impuso el covid. Tampoco es nuevo que los hosteleros avilesinos pidan ser escuchados y tenidos en cuenta de cara a la organización de los festejos y la agenda de eventos en el municipio. Dicha petición, no obstante, solía caer en saco roto en el pasado.

Yolanda Alonso pone como ejemplo de “buena práctica” lo acontecido este año con la edición del Festival del queso y el vino, finalmente reducido a ser solo de queso por la restricción existente al consumo de bebidas en barras. La alternativa que Festejos ideó, y que compartió con la hostelería avilesina, fue trasladar el certamen de su habitual emplazamiento en el pabellón de La Magdalena a la céntrica plaza de Álvarez Acebal, reservar ésta para la muestra quesera y vincular a los establecimientos hosteleros a la feria mediante la venta en los mismos de tapas de los quesos expuestos, una forma de estimular el consumo en los bares aledaños al ferial.

"Mi intención es tener comunicación fluida con hosteleros y vecinos para trabajar coordinadamente en proyectos culturales y festivos"

Yolanda Alonso - Concejala de Festejos de Avilés

decoration

“En líneas generales, me ha llegado bastante satisfacción por el resultado de este ‘experimento’ que, en cualquier caso, marca un camino a seguir: mi intención es tener comunicación fluida con hosteleros y vecinos para trabajar coordinadamente en proyectos culturales y festivos. Por otra parte, y como viendo siendo habitual, las puertas de Festejos siempre están abiertas para quien quiere hacer aportaciones o colaborar”, reseña la concejala.

La primera piedra de toque de la pretendida “interlocución” de primera mano con el sector hostelero será, este mismo verano, la organización de las fiestas de San Agustín, el reto más mayúsculo al que se enfrenta ahora mismo Festejos. Yolanda Alonso anticipa que pese a la mejoría del panorama sanitaria gracias a la vacunación, “sigue habiendo restricciones sanitarias y muchas de ellas afectan a las concentraciones de gente, lo cual es un problema para organizar actividades llamadas en principio a ser multitudinarias”. Es por eso que la edil, igual que el verano pasado, trabaja “en un entorno de incertidumbre”, lo que no impide que afirme rotunda que de un modo u otro “salvo cambio radical de la situación sanitaria, fiestas de San Agustín habrá”.

La epidemia de covid-19, que se cebó especialmente con la hostelería, ha motivado un mayor acercamiento del gobierno local de Avilés a la problemática del sector del ocio y la restauración, en cuyo seno ha surgido, además, una nueva asociación (Otea) que ha venido a facilitar la interlocución con un colectivo habitualmente disperso.

Los defensores de la continuidad de la fuente del Muelle celebran su particular San Juan

Quienes sí que celebrarán, a su modo, San Juan son los partidarios de mantener en su sitio la fuente de la plaza de Pedro Menéndez, que según el plan municipal será retirada según avance la reforma del parque del Muelle. Reunidos ayer, los defensores de la fuente acordaron concentrarse el miércoles por la tarde, día 23, junto al caño, quitar las malas hierbas que han nacido entre las flores plantadas semanas atrás, reponer la pancarta reivindicativa del mantenimiento de la fuente (la anterior la retiraron empleados de la limpieza), prender velas rojas (alusivas a la noche de San Juan) y arrojar papeles al vaso de la fuente, como se hace al fuego de la hoguera para ver cumplidos los anhelos.

Compartir el artículo

stats