Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los informes técnicos concluyen que la finca ideal para la perrera es la de Candamo

El Consorcio del Albergue y Refugio de Animales elegirá el lunes la parcela que acogerá el complejo

Integrantes del Consorcio del ARA, en la reunión celebrada el mes pasado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Avilés.

Integrantes del Consorcio del ARA, en la reunión celebrada el mes pasado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Avilés. Mara Villamuza

Salvo sorpresa mayúscula, la perrera comarcal se construirá en el concejo de Candamo. El Consorcio del Albergue y Refugio de Animales (ARA) se reunirá el lunes para elegir cuál de las cuatro parcelas que cumplen los requisitos (dos de Gozón, una de Illas y la de Candamo) es la elegida finalmente para erigir el histórico proyecto de la perrera. Según las fuentes consultadas, los informes técnicos concluyen que la ideal es la candamina, tanto por su superficie (es la de mayores dimensiones, con sus 23.000 metros cuadrados) como por las condiciones orográficas (son unos terrenos bastante llanos), entre otros aspectos.

Los técnicos han analizado durante esta última quincena los pros y contras de las parcelas y sus informes se debatirán en la reunión del próximo lunes junto con las propuestas económicas. También en este aspecto la finca de Candamo parte con ventaja. Y es que, como ya informó este periódico, no solo cumple las condiciones que se exigen, sino que además no costaría ni un euro al Consorcio, puesto que se trataría de una cesión al tratarse de una parcela municipal. El resto son privadas y habría que comprarlas. La finca que ofrece Candamo se denomina El Reguero de la Vara y se encuentra en la sierra de Bufarán. Otras tres parcelas cumplen con los requisitos mínimos. Son las de la de Santiago de Ambiedes, de casi 10.000, y las de Bañugues e Illas (estas dos últimas rondan los 12.000 metros cuadrados cada una).

El debate sobre la perrera comarcal es ya treintañero y la última crisis estalló cuando su ubicación parecía encarrilada en el concejo de Carreño, con la maquinaria del Consorcio del ARA ya engrasada. La oposición carreñense abanderó el rechazo vecinal y forzó la salida del concejo del ente mancomunado, en el que tendrá vetado el reingreso.

Está previsto que el Consorcio culmine en la reunión del lunes próximo la reforma de estatutos. Quedará integrado por 13 miembros, ni uno más, para que la instalación cubra un área de unos 160.000 habitantes. Conforman el ente los concejos de Avilés, Castrillón, Soto del Barco, Muros de Nalón, Illas, Gozón, Pravia, Corvera, Candamo, Las Regueras y Llanera, y el lunes se abrirá la puerta, por última vez, para las incorporaciones de Grado y Villaviciosa.

Compartir el artículo

stats