Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La aluminera de Avilés presenta mayor atractivo para inversores industriales

“Si lo tienen, que no se duerman, que se pongan en marcha”, señaló De la Uz tras el anuncio de la ministra Maroto

Un momento de la reunión con la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Un momento de la reunión con la ministra de Industria, Reyes Maroto.

Las instalaciones de la aluminera de Avilés, ahora, de la empresa Alu Ibérica, se presentan como atractivo mayor para los posibles inversores industriales. Por su ubicación, porque tiene muelle propio... Esos posibles inversores, sin embargo, no los descubrió el jueves por la noche la Ministra de Industria, Reyes Maroto, en la sede de la Presidencia del Principado.

Los trabajadores no se hacen ilusiones porque después de dos años al borde del precipicio no están para tener ilusiones. Y, sin embargo, aceptan seguir cooperando. “No nos queda otra”, señaló ayer José Manuel Gómez de la Uz, el presidente del comité de empresa de San Balandrán.

Volvieron a remarcar su apuesta porque sea la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) la que se encargue de levantar unas instalaciones desarmadas desde que la multinacional Alcoa las vendió al fondo suizo y sin experiencia en el sector aluminero Parter Capital Group y, tal y como señala la sala de lo social de la Audiencia Nacional a través de una sentencia conocida esta semana, permitió después que las revendiera a la entidad comercial Grupo Industrial Riesgo, que es actualmente la que las lidera, aunque bajo una intervención del Juzgado Central Número 3, también de la Audiencia Nacional.

La plantilla no está para elegir opciones ahora que el tiempo de reserva de los puestos de trabajo se acaba (el 31 de julio termina el período de gracia fijado en el acuerdo del 15 de enero de 2019). La respuesta al posible inversor por su parte fue pragmática. “Si lo tienen, que no se duerman, que se pongan en marcha”, señaló De la Uz. Y es que ahora están las cosas tan mal como para pensar en si podrán cobrar la próxima nómina (las otras las han ido cobrando a trompicones y eso que contaban con el apoyo dinerario de la multinacional Alcoa que, según señala la misma sentencia, ha seguido operando como ‘empresario’ de la fábrica de San Balandrán).

“No hay medio plazo, todo corre prisa”, destacó Jorge Suárez, el alcalde de Gozón. Él y Mariví Monteserín, su homónima avilesina, participaron también en el encuentro en el que los trabajadores han podido tomar un poco de aire después de haber quedado sumergidos en el océano de la crisis del aluminio. Monteserín, en su intervención en la clausura de la Asamblea General de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) aseguró: “Vemos con optimismo la reciente sentencia judicial sobre nuestra factoría de aluminio, pero nos preocupa mucho la situación de los trabajadores y el futuro de la producción de aluminio en Avilés”. Y añadió: “Debemos seguir siendo una comarca productora neta de aluminio porque el aluminio tiene futuro”.

Sobre la sentencia de la Audiencia Nacional, José Manuel Gómez de la Uz puso los puntos sobre las íes: “Ganamos un derecho en los tribunales porque nos movimos nosotros. No vamos a confrontar con esta nuevo anuncio porque no podemos, porque no nos queda otra. Ese derecho ahora tenemos que ver cómo se ejecuta. Y es que está claro que, sin renunciar a ese derecho, queremos seguir apostando por la producción de aluminio en Avilés”.

Monteserín: “Debemos seguir siendo una comarca productora de aluminio”

decoration

La fábrica de Avilés está preparada para hacer aluminio primario (de modo electrolítico) y también secundario (a través de la fusión). Lo que sucede es que las series electrólisis están apagadas desde hace dos años a la espera de que bajase el precio de la energía (en este tiempo le dio tiempo a que bajara, pero también a subir). Consideran los expertos consultados que el doble procedimiento fabril es una fortaleza para atraer inversores.

Esto mismo ya había sucedido durante el “cásting” fallido que organizó Alcoa en busca de un candidato “serio, solvente y riguroso” y que nunca encontró, según recalca la sala de lo social de la Audiencia Nacional. El hecho de que el aluminio es un producto en pujanza está la inversión del empresario Macario Fernández en Benavente: una gran fábrica de aluminio secundario que estará lista el próximo año, una planta en medio de un cruce de caminos, cerca de varios puertos secos.

En los tiempos buenos, en Avilés se producía hasta 150.000 toneladas de aluminio. Con las restricciones energéticas, esta producción cayó al 66 por ciento. Cuando Parter Capital Group tomó el control de la fábrica, la caída de la fabricación cayó de manera espectacular. Con la entidad comercial Grupo Industrial Riesgo, a veces se produce y otras no.

La oposición al gobierno municipal de Avilés dista mucho de estar convencida de que haya servido para algo la cumbre del aluminio de este jueves pasado, una reunión que presidieron la Ministra de Industria, Reyes Maroto, y el presidente del Principado, Adrián Barbón, y que contó con una representación del comité de empresa de Alu Ibérica y los alcaldes de Gozón, Jorge Suárez, y de Avilés, Mariví Monteserín. Tachan el encuentro de “tomadura de pelo” y entienden que se trata más bien de un brindis al sol que de una realidad. Sin embargo, el portavoz socialista, Manuel Campa no se muestra tan desalentado.

Los trabajadores afectados por la crisis, los de la fábrica aluminera, salieron del encuentro a medianoche con una cosa clara: que no pueden confrontar porque no están en condiciones de hacerlo, que en poco más de un mes vence el período de gracia del acuerdo del 15 de enero de 2019, el que dice que o se vende la fábrica o los trabajadores se van a la calle con 60 días por año trabajado y 10.000 euros más de indemnización.

Campa destacó el hecho de “que se haya producido la reunión” y subrayó que la sentencia de la Audiencia Nacional haya señalado al responsable de la crisis del aluminio: la multinacional Alcoa. “Todas las partes lo habían dicho desde el minuto 1”, dijo. Pero lo que destacó sobre todas las circunstancias es “el compromiso del Ministerio en la búsqueda efectiva del mantenimiento de la actividad productiva”. Y apostilló: “El objetivo sigue siendo mantener el empleo y la actividad en la planta y en ese objetivo se trabajó en la reunión del jueves con el compromiso del Ministerio de emplearse a fondo en esta búsqueda de un inversor que garantice esos objetivos”. Es decir, que se solucione la crisis.

Cambia, contra las "mentiras"

Primitivo Abella, concejal de Cambia Avilés, sin embargo lamentó: “Las promesas de entrada de un nuevo inversor recuerdan a las que escuchamos hace dos años por parte de la misma Ministra. Necesitamos hechos, no promesas”, apuntó. Y esto es así, señaló, porque “esta historia ya tiene demasiadas mentiras: la empresa tiene que seguir funcionando el 1 de agosto, pero lo que la Ministra propone es que la plantilla acepte el cierre y confíe en que aparezca un salvador futuro. ¿Y si no aparece? ¿Cuál es el plan B?”

Esther Llamazares, la portavoz del Partido Popular (PP), fue tajante: “El titular que nos deja la reunión de la Ministra Maroto el jueves es una tomadura de pelo...” Explicó: “O estamos perdiendo todos la cabeza, o realmente estamos encantados de que se burlen de nosotros. El Gobierno de España, con la señora Maroto a la cabeza, formó parte de las negociaciones de la venta de Alcoa al grupo Parter, son responsables de la situación actual y de una operación empresarial que además de lamentable, resultó vergonzosa. Este Gobierno no sólo no ha buscado soluciones para las plantas de Alcoa, sino que han multiplicado el problema. Los gobiernos socialistas al frente de este país, de la región y de nuestra ciudad, ya sólo pueden engañar a quienes se sientan cómodos en el engaño”.

Falsas promesas para Cs

Javier Vidal, el portavoz de Ciudadanos, también mostró su incredulidad ante el resultado del encuentro del aluminio de Oviedo. “Las declaraciones de la Ministra recuerdan el comienzo de esta pesadilla, que ya se ha mantenido demasiado tiempo, con falsas promesas y nulos resultados. Se han ofrecido opciones industriales todas fallidas. Si en esta ocasión van a tutelar el proceso de búsqueda de un socio industrial solvente, sean bienvenidos a la realidad, aunque tenemos fundados motivos para desconfiar de las expectativas que se anuncian ahora, solo un mes antes del final del plazo fijado en el acuerdo con Alcoa”.

Por su parte, la portavoz de Vox en Avilés explicó: “Las conclusiones del encuentro en el que estuvieron el Consejero de Industria, el Presidente del Principado y la Ministra de Industria junto a los alcaldes de Avilés fue que, desgraciadamente, estamos la crónica de una muerte anunciada. En lugar de buscar soluciones de futuro como la bajada de impuestos, eliminación de trabas como el precio de emisiones de CO2 y la competencia desleal de otros países, se ha mareado la perdiz durante años. Es un tiempo valioso que se ha desperdiciado y ahora vienen las lamentaciones”, concluyó.

Compartir el artículo

stats