Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El albergue de animales se construirá en Candamo y costará unos 1,7 millones

El Consorcio quiere encargar a la empresa pública Tragsa el proyecto y obra con el objetivo de que los trabajos se inicien antes de finalizar el mandato, en 2023

Integrantes del Consorcio del Albergue de Animales, antes de la reunión. En el centro, la alcaldesa de Candamo, Natalia González, y Jorge Luis Suárez.

Integrantes del Consorcio del Albergue de Animales, antes de la reunión. En el centro, la alcaldesa de Candamo, Natalia González, y Jorge Luis Suárez. Mara Villamuza

El verano ha entrado en Avilés con un acuerdo histórico, la ubicación definitiva de la perrera comarcal y que pone el broche a un debate iniciado hace ya 33 años. Como adelantó este periódico, la finca municipal ofrecida por el concejo de Candamo es considerada la ideal por los técnicos y en ella ha decidido el Consorcio del Albergue y Refugio de Animales (ARA) en su reunión de esta mañana construir la instalación, que tendrá un coste estimado de 1,7 millones de euros. El ente mancomunado quiere encargar a la empresa pública Tragsa el proyecto y obra con el objetivo de que los trabajos se inicien antes de finalizar el mandato actual, en 2023.

La parcela elegida (El Reguero de la Vara) tiene una superficie de 23.000 metros cuadrados, se encuentra a un kilómetro de Las Ablanosas y a cinco kilómetros desde la salida de la autovía del Cantábrico. Es la que reúne las mejores condiciones de viabilidad técnica de las cuatro finalistas en cuanto a compatibilidad urbanística y no tiene coste para el Consorcio, al tratarse de una cesión. "No hace falta estudio de implantación. El propio Plan General de Ordenación Urbana de Candamo recoge que esta finca es industrial (allí hubo una serrería) y es compatible con el terreno dotacional, no hay viviendas próximas y tiene una superficie de 23.000 metros cuadrados. La cede el Ayuntamiento, no tenemos que invertir en su adquisición de la finca, y será un cesión con derecho a reversión en caso de que la actividad cese en algún momento)", ha explicado el presidente del Consorcio, el concejal avilesino Jorge Luis Suárez.

En cuanto a las otras tres fincas que cumplían los requisitos básicos, se descartaron por los siguientes motivos: la de Bañugues presentaba dificultades técnicas (en el subsuelo hay restos de una mina) y requería de un estudio de implantación, mismo trámite que precisaba la de Santiago de Ambiedes, que presentaba además el inconveniente de tener que acometer la rehabilitación de un caserón catalogado (con un coste estimado de 1.500 euros el metro cuadrado, "un gasto inasumible"). La de Illas precisaba la construcción de un puente y la adquisición de una finca aledaña que no estaba ofertada.

"A corto plazo, queremos firmar el convenio con Candamo para la cesión y lógicamente, ese ayuntamiento tendrá que poner algunas condiciones, como puede ser el establecimiento de un canon u otro elemento por precisar. El objetivo es encargar a la empresa pública Tragsa, con alta experiencia en la instalación de albergues (gestiona los de Ferrol, Pontevedra y otro en Canarias), el proyecto y obra. Hemos iniciado contactos para que el Principado, que es accionista de Tragsa, actúe como elemento instrumental para firmar el convenio y encargar proyecto y obra. Habrá una próxima reunión con Cooperación del Principado (11 de los 13 ayuntamientos del Consorcio son menores de 30.000 habitantes, por lo que podemos hablar también de fondos de Cooperación) y con la Consejería de Agroganadería, que tiene las competencias en esta materia", ha añadido Suárez. 

Vecinos de Gozón protestan contra la posible ubicación del albergue de animales en su concejo, ante el Ayuntamiento de Avilés. Mara Villamuza

En el mismo encuentro, celebrado esta mañana en el salón de plenos del Ayuntamiento de Avilés, se ha dado luz verde a la incorporación de los concejos de Grado y Villaviciosa (los últimos que lo harán, puesto que acto seguido se ha decidido cerrar las puertas a más consistorios). Con las nuevas incorporaciones, el Consorcio para la construcción del refugio de animales quedará compuesto por 13 concejos con la siguiente participación: Avilés (42,69%), Castrillón (12,22%), Corvera (8,52%), Villaviciosa (7,94%), Llanera (7,51%), Gozón (5,64%), Grado (5,32%), Pravia (4,38 %), Soto del Barco (2,09%), Candamo (1,08%), Muros de Nalón (1,04 %), Las Regueras (1,01%) e Illas (0,56%).

"Ha sido difícil, ha costado mucho, pero creo que este paso es definitivo e importantísimo. Después de 33 años vamos a tener un albergue para el bienestar animal. Es una satisfacción y un triunfo muy importante del Consorcio, de todos los ayuntamientos que decidimos tirar para adelante. Quiero recordar a mi predecesor, Miguel Ángel Valbuena, que creyó también en el Consorcio y en este proyecto. Ha estado pendiente de la situación todo este tiempo", ha concluido Jorge Luis Suárez.

Mientras la reunión se celebraba, ante la Casa Consistorial se volvió a concentrar un grupo de vecinos de Gozón, residentes que vienen movilizándose en contra de la construcción de la perrera en el concejo. Ahora, ya respiran aliviados.

"Centro puntero"

El concejal de Participación Ciudadana de Avilés, Jorge Luis Suárez, ha incidido que lo que se pretende desde el Consorcio ARA es algo más que una perrera. "Queremos construir un albergue que sea puntero a nivel nacional. Con espacios suficientes para separar a los animales en función de sus características, perras en estado de maternidad, razas potencialmente peligrosas, perros jóvenes, para que su hábitat sea más saludable que el estar todos juntos".

El objetivo es habilitar un albergue abierto a la sociedad en donde puedan participar niños y niñas de los colegios para lo cual las instalaciones contarán con un aula pedagógica y un taller. La inversión a realizar se calcula en 1,7 millones de euros.

Para la mejor atención de los animales el centro contará con una clínica dotada de elementos de desparasitación, esterilización, rayos X o quirófano.

El prototipo de centro que se plantea en el Consorcio es una albergue para unos 80 animales y que también dispondría de un hotel para mascotas, ya que cada vez hay más demanda de este tipo de servicio. Servirá también como un punto desde el que se impulsará el trabajo con el voluntariado para la atención a los animales y las campañas de adopción.

Suárez reconoce que puede haber personas "que, a corto plazo y por desconocimiento, tengan temores sobre las molestias que pueda generar el albergue, pero tratándose de un equipamiento como el que se está planteando, esos temores se disiparán". Además, ha subrayado, generará empleo.

Compartir el artículo

stats