El pasado mes de marzo el Ayuntamiento de Corvera dio comienzo a un nuevo trampeo primaveral para restringir las afecciones causadas por la Vespa velutina (avispa asiática) en el concejo, que se prolongó hasta las primeras semanas del mes de junio. El programa arroja un saldo de 2.590 ejemplares de reinas capturadas en el concejo, la cifra más alta de las registradas hasta la fecha, desde que 2019 se iniciasen este tipo de campañas.

“Éste era el tercer año consecutivo en el que desarrollábamos desde el Ayuntamiento una campaña para evitar la proliferación de las avispas asiáticas en Corvera. En 2019 y 2020 logramos capturar 800 reinas de velutina y cientos de ejemplares de avispas obreras”, explicó Luis Martínez, concejal de la Zona Rural.

Las cifras este año, abundó el edil, se han disparado registrando la cifra récord de 2.590 reinas capturadas. “El motivo fundamental es que este año colocamos un 50 por ciento más de trampas que en años anteriores y también, por lo que nos dicen los expertos, porque la población de esta especie ha ido en aumento, aunque tiende a estabilizarse”, explicó Luis Martínez.

El plan desarrollado por el Ayuntamiento de Corvera esta primavera contempló la colocación de 150 trampas. Tal como se venía haciendo en campañas anteriores, se colocaron trampas por todo el concejo con especial presencia en los lugares donde la pasada primavera se habían capturado mayor número de ejemplares y sobre todo en zonas cercanas a grandes masas de agua, como los alrededores del pantano de Trasona o Nubledo. “Donde más ejemplares se han capturado es en las zonas de ribera, sobre todo en el entorno de los ríos de parroquias como la de Solís”, detalló el edil, quién destacó la importancia de retirar el mayor número de ejemplares posible de avispas reina: “Cada reina evita la reproducción de unas 30.000 avispas obreras y, al final del ciclo, de casi otro centenar de reinas futuras”, incidió Luis Martínez.

El Ayuntamiento de Corvera ha realizado una inversión en esta campaña de 4.646 euros. Además de la colocación de trampas, la campaña incluye la neutralización de nidos.

El protocolo establecido en caso de localización de nidos es avisar a la Policía Local. Todas las trampas colocadas están identificadas con etiquetas con el logotipo del Ayuntamiento para que los vecinos los distingan bien y también se encuentran geolocalizadas.