Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Verdicio pide pista porque necesita resolver sus problemas de acceso y aparcamiento

Usuarios del arenal gozoniego piden más espacio para aparcar: “Es un caos y el verano acaba de empezar”

Usuarios de la playa de Verdicio

Cuando aprieta el calor la playa de Verdicio se llena de bañistas que acuden a pasar el día con familiares y amigos. Todo un plan hasta que el camino hacia la playa se convierte en una odisea para muchos. María Josefa Curiel y Gonzalo Suárez, un matrimonio que segura lleva acudiendo a Verdicio desde hace más de 40 años, considera que esta situación “es un caos”. “Toda la vida pudimos bajar a la playa y ahora es imposible”.

Los accesos al arenal, estrechos ya de por sí, son la antesala de la ardua tarea en la que se ha convertido la búsqueda de aparcamiento durante este verano. Y es que, a pesar de los muchos terrenos que se encuentran en los al rededores de la playa, ya solo se puede aparcar en uno de ellos, que es, precisamente, uno de los más lejanos.

En la fotografía de la izquierda, María Josefa Curiel y Gonzalo Suárez. En el centro, Carlos Cepeda e Iván López, con amigos. A la derecha, vistas de la playa de Verdicio. | Mara Villamuza

María Josefa y Gonzalo acuden a la playa junto con una persona con poca movilidad y se han encontrado con dificultades para acercarle hasta el mar. “No hay accesos habilitados, pero antes se podía llegar mejor hasta la playa. Hemos tenido que pedirle permiso al dueño del bar para podernos acercar más”, relatan. Y añaden: “Estamos disgustados, ya veníamos al camping hace años y ahora nos encontramos con esta situación”.

María Josefa Suárez asegura que por quienes más lo siente es, sobre todo, por la gente que de algún modo no puede moverse con facilidad y se encuentra con el mismo problema que ella. “¿Por qué no existen rampas para que las personas que lo necesitan puedan ir a bañarse?”, se pregunta.

Luis Enrique Álvarez y Tania Rodríguez. | Mara Villamuza

Del estado de las carreteras de acceso a la playa, así como el estado de los actuales aparcamientos también se han quejado otros bañistas.

Iván López asegura que si los accesos fueran “un poquitín más anchos”, estarían mejor. Por otra parte, a este mismo usuario le parece adecuado el precio que se ha de pagar por estacionar el vehículo en estos terrenos. “Tres euros me parece justo, es lo mismo que se paga en otras playas”.

Verdicio pide pista

Verdicio pide pista Carla MENÉNDEZ

A pesar de los inconvenientes ocasionados por la reducción de espacios para aparcar, así como las condiciones en las que se encuentra la entrada a Verdicio, López y sus amigos afirman que “pensamos acudir más veces a esta playa”.

Tania Rodríguez tampoco le encuentra inconvenientes al precio del parking. “Que hayan subido el precio no me parece mal, más que nada por la situación en la que se encuentran los dueños, ya que no pueden abrir más prados, tienen que ganar dinero con este. Evidentemente es exagerado, pero también es comprensible, añade.

Verdicio pide pista Carla MENÉNDEZ

Luis Enrique Álvarez compara la situación con la de 2020, ya que “el año pasado había mucho más sitio” y considera que esto “es una faena”. Asimismo, manifiesta que “deberían haber arreglado este asunto el invierno pasado, saben que en verano va a haber mucha gente”. Ambos bañistas coinciden en que el único terreno disponible para estacionar “es muy poco aparcamiento para la afluencia de gente a la playa de Verdicio”. “Además, con la pandemia de coronavirus no hace mucha gracia que estemos todos aquí tan juntos”, aseguran.

Compartir el artículo

stats