Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Manuel Casañ, líder de "Seguridad Social": “La música nos ha salvado”

“Demostramos que la cultura es segura y que se está haciendo con unas garantías impresionantes, pero cuesta arrancar”

José Manuel Casañ, anoche, sobre el escenario de Piedras Blancas

José Manuel Casañ, anoche, sobre el escenario de Piedras Blancas M. Villamuza

José Manuel Casañ es el líder de la banda “Seguridad Social”, que anoche cerró en Piedras Blancas el programa musical de “Suena Castrillón”.

–Imagino que el viaje en furgoneta ha sido una paliza…

–Para nada, después de tanto tiempo parados es una maravilla. Lo echábamos muchísimo de menos. Hemos hecho algunas cosas el verano pasado, algunos eventos por Valencia, pero poco. Es una maravilla volver a la carretera.

–Entonces, ¿la pandemia les ha afectado en gran medida?

–Absolutamente. Además, no hemos tenido ningún tipo de ayuda. Teníamos contratos firmados que se han retrasado o se han anulado. Hemos sido los primeros que cerramos y los últimos que abrimos. Ahora empezamos a tener eventos, pero a cuentagotas. Estamos demostrando que la cultura es segura y que se está haciendo con unas garantías impresionantes, pero aún así cuesta arrancar.

–¿Cómo animaría al público para que vuelva a asistir a conciertos?

–Creo que sabemos que la música ha sido muy importante en estos últimos meses con la pandemia, muchos nos hemos aferrado a ella. Ya no es solo el peligro de la enfermedad como tal, que es muy grave, también nos ha afectado la incertidumbre y el no poder salir. La música es un ‘curapenas’ en ese sentido. De hecho, para mí en particular, muchas canciones que hago me sirven como terapia. Cuántas veces alguien está enamorado y ha tenido una alegría con la música tremenda y a la inversa, que ha tenido un desamor y la música le ha salvado. Creo que esa importancia se ha visto reflejada en nuestras necesidades, a nivel anímico y psicológico.

–A pesar de la importancia de la música, no han tenido ningún reconocimiento o ayuda.

–Los músicos hemos sido denostados completamente, como si la música se hiciera sola. Ahora, un estudio científico demuestra que los hijos de los músicos no comen piedras del río, que realmente comen como los niños de los demás. Entonces es muy importante ayudar a la música, porque la música es muy importante en nuestras vidas. Es bueno salir, con todas las medidas de seguridad, eso sí. Ya hemos visto todo lo que nos tenían que enseñar Netflix y Amazon Prime, vamos a salir un poquito, vamos a socializar en la medida que podamos. Vamos a estar con la gente y a despejar nuestra mente. Creo que es tan necesaria la música como la vida misma, es fundamental. Que la gente salga, que si no, nos vamos a volver gilipollas.

–¿Cuál es la canción más especial de su repertorio?

–Diría que es la última que hacemos. Tenemos una canción nueva que se llama “El río” y que es la más especial por ser la novedad. A nivel de satisfacción en todos los conciertos, sin duda serían “Chiquilla”, “Quiero tener tu presencia” o “Comerranas”.

–Esas canciones ya se pueden considerar como himnos, ¿no?

–Sí, aunque a veces es difícil luchar contra ellas, porque aunque tengas canciones nuevas, se han convertido en algo que se ha escapado de las manos. Cuando estás haciendo un disco nuevo, de alguna manera estás compitiendo con esos himnos, cosa que tampoco nos molesta demasiado porque es algo que ya hicimos y que, si se ha mantenido tanto en el tiempo, es porque la gente las ha hecho suyas. Estamos muy agradecidos a estas canciones.

–¿Cómo afrontan esta visita a Asturias?

–Es una actuación muy especial, ya que hace tiempo que teníamos ganas de salir al escenario. Hubo pasado, presente y futuro. La idea es tocar canciones que aún no han salido y que vamos a grabar en los próximos meses.

–¿Qué tipo de proyecto tienen pensado sacar?

–Tenemos un montón de canciones nuevas que vamos a grabar, aún no sabemos si van a salir en formato disco o si iremos soltando singles y grabando vídeos. Puede que, si no nos quitamos esas canciones de encima, nuestra cabeza vaya a reventar, así que hay que grabarlas ya.

–¿Qué sensaciones tienen del otro lado del escenario?

–Estoy convencido de que la mayoría del público que viene a vernos ya había tenido la oportunidad de vernos antes entonces espero que sea para ellos como siempre, que se lo pasen fenomenal y que haya una interacción tremenda, respetando las medidas de seguridad, que no impide que la gente se lo pueda pasar bomba, gritar, corear todas las canciones. Para la gente que aún no nos ha visto, van a tener la oportunidad de ver a un grupo al que el directo y el estar encima de un escenarios le da la vida. Tenemos un show muy completo y compacto. El año que viene es el 40.º aniversario del grupo, así que estamos muy experimentados.

–Después de casi 40 años en los escenarios, tendrán las claves para que el público enloquezca.

–Creo que sí y que hay conexión, que siempre la hay. Y esta vez no iba a ser diferente. Piedras Blancas es un pueblo valiente que en esta ocasión ha arriesgado, porque la organización de este evento igual cuesta votos, pero es un pueblo que demuestra que la cultura es segura.

Compartir el artículo

stats