Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crece hasta 54 días la espera media por una consulta a cuenta de la pandemia

Los pacientes de Urología, Dermatología y Rehabilitación del San Agustín sufren las demoras más largas, que pueden superar los tres meses

Personal del San Agustín, en las ventanas del centro el año pasado, en las primeras olas de la pandemia.

Personal del San Agustín, en las ventanas del centro el año pasado, en las primeras olas de la pandemia.

La pandemia de coronavirus canceló consultas de especialistas así como pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas no urgentes, por lo que el sistema sanitario afronta esta “nueva normalidad” con unas listas de espera importantes, más acusadas en algunas especialidades como Dermatología o Urología, a las que a la crisis sanitaria hay que sumar la dificultad que entraña cubrir las vacantes por la escasez de especialistas. La demora media de consultas externas alcanza los 54 días en el Hospital Universitario San Agustín entre los veintidós servicios médicos existentes, según datos facilitados por Salud y correspondientes al pasado mes de mayo.

Si bien de 2020 no hay cifras oficiales, la comparación con 2019, año prepandémico, indica que la demora media ha aumentado en casi cinco días.

Por especialidades, la que ocupa el primer puesto del ranking de espera en consultas externas es Urología, con unos 700 pacientes en cartera y una demora media de 94 días; es decir, los pacientes deben esperar algo más de tres meses para ser citados para una consulta. Le sigue Dermatología, con más de 1.570 enfermos, y una demora media que roza los tres meses.

Y Rehabilitación, con 63 días, ocupa el tercer puesto en esto de las esperas. En estas tres especialidades se da el cóctel perfecto: alta demanda e importante dificultad para cubrir las vacantes, una característica, esta última, que no es única del Hospital San Agustín y que trae de cabeza a los responsables sanitarios del país.

El resto de los 19 servicios están por debajo de los 54 días de demora media en consultas externas, por donde solo en mayo pasaron más de 17.000 enfermos. Se da el caso de que, pese al impacto de la pandemia, departamentos como el de Traumatología, uno de los más saturados, ha reducido de forma llamativa su espera: de los 137 días de media en mayo de 2019 a algo menos de 50 este año.

Los pacientes pendientes de pasar por la consulta del cirujano deben esperar unos veinte días. Nada que ver con oncología médica, donde los pacientes reciben atención en aproximadamente cuatro días. En concreto, los departamentos con menor lista de espera son, de menos a más, los siguientes: geriatría, oncología médica, obstetricia, digestivo, ginecología y nefrología. El único servicio sin lista de espera en psiquiatría, por donde en mayo pasaron 2.363 pacientes, siempre según los datos de Salud.

La previsión es que la evolución de las demoras no mejore al menos a corto plazo. El sindicato de enfermería SATSE denunció en las últimas horas el cierre de más de 9.600 camas en los hospitales españoles durante los meses de verano, lo que supone 2.700 más que el año pasado, y advirtió de que también se paralizarán miles de consultas, pruebas diagnósticas e intervenciones quirúrgicas

. El sindicato subrayó que esa situación resulta “especialmente grave” ya que las listas de espera se “han disparado” en todos los servicios.

Compartir el artículo

stats