Corvera forma parte de la red de municipios españoles del denominada mapa de la memoria Miguel Ángel Blanco al haber nombrado unacalle de Las Vegas con el nombre del exedil del PP de Ermua (Vizcaya) secuestrado y asesinado por ETA en julio de 1997. Esa red está formada por setenta municipios. Como cada año, el homenaje bajo el lema “Memoria de los justos” consistió en la colocación de un ramo de flores y la lectura de un extracto de un manifiesto facilitado para la ocasión por la propia Fundación Miguel Ángel Blanco, al que siguió un minuto de silencio.

La alcaldesa en funciones, Rocío Martínez, fue la encargada de presidir el homenaje y de la lectura del manifiesto, que destacó entre otros asuntos que primero el secuestro y después del asesinato de Blanco “nació un nuevo compromiso social en la lucha contra ETA”. “Hoy rendimos homenaje a todas las víctimas, las de ETA y las de todos los grupos terroristas que han intentado acabar con nuestra convivencia durante décadas. Las víctimas del terrorismo son una referencia ética y política de nuestro sistema constitucional, simbolizan la defensa de la Libertad y del Estado de derecho frente a la amenaza terrorista y frente a todos aquellos que desean acabar con nuestras libertades”, leyó la alcaldesa en funciones.