Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Magdalena acusa el déficit de médicos: cada pediatra debe ver a diario a 164 niños

Ocho de las diez zonas básicas de salud de Avilés supera la media regional de enfermos por jornada | El ambulatorio de Valdés Salas es ya el más saturado de Asturias

Un usuario accede al centro de salud de La Magdalena.

Un usuario accede al centro de salud de La Magdalena.

Cuarenta y dos pacientes. Estos son los enfermos que atiende cada médico de familia del área sanitaria avilesina por jornada, una cifra que nada tiene que ver con la registrada en 2019, cuando el covid no existía, y ya entonces importante, que era de 33 enfermos por día y facultativo. Eso son las medias, pero hay profesionales con mayor carga de trabajo.

En concreto, ocho de las diez zonas básicas de salud de Avilés superan la media regional, que, según los datos registrados por Salud correspondientes al mes de abril, es de 37 pacientes por jornada. Un ejemplo, el de mayor saturación: en la zona básica de salud de La Magdalena-La Carriona el número de enfermos atendidos por jornada llega a los 49. En El Quirinal, 46 y en la zona básica de Corvera, 44. Únicamente presentaron una presión asistencial levemente inferior los centros de salud de Cudillero y el conglomerado de Pravia, Muros y Soto.

Al igual que los médicos de familia, los pediatras de las diez zonas básicas de salud del área han visto incrementar su actividad de forma exponencial: todos, menos en Cudillero, superan la media regional de pacientes atendidos por jornada.

Pero aún hay más: en el centro de salud de La Magdalena-La Carriona es también el que tiene mayor presión asistencial en pediatría, ocho veces por encima de la media asturiana con 164 niños por médico y día. El complejo sanitario de la calle Valdés Salas es, en conclusión, el más saturado de Asturias.

La cosa, no obstante, va por barrios, como adelantó días atrás este diario. Al avilesino de La Magdalena –la mayoría de centros del área superan las 40 consultas por jornada– se suman las zonas de Noreña-Siero y La Corredoria (con más de 47 pacientes por médico y día), así como las de El Natahoyo y Roces-Montevil en Gijón, que también pasan de los 40 enfermos.

La zona básica de Lena, en Mieres, también pasa de las 43 consultas al día. El occidente, tanto sur como norte, es la zona más aliviada, con Illano como gran oasis sanitario: sus facultativos trabajan con menos de una decena de personas en consulta cada mañana. Lo “recomendable”, según el personal, es que “un médico realice no más de 30 consultas cada día”.

En cifras totales, por los centros de salud del área sanitaria avilesina pasaron hasta abril un total de 280.000 pacientes y el número de consultas de medicina a domicilio se redujo a 2.954. Eso sí, cambió también el modo de atención: las consultas pasaron de ser espacios en los que se respiraba cercanía a ser lugares hostiles, con toma de la temperatura a la entrada, geles hidroalcohólicos repartidos por doquier, personal sobrecargado, pacientes en solitario y citas presenciales a cuentagotas, siempre con cita previa.

La labor de enfermería no se quedó atrás: estos profesionales recibieron a 180.756 pacientes, con una presión asistencial de 22 enfermos por enfermera y jornada laboral.

En los centros de salud del área sanitaria avilesina también continuaron su labor matronas –un total de 6.290 consultas hasta abril de pacientes de las diez zonas básicas, pero concentradas en La Magdalena, Castrillón, Gozón y Llano Ponte con una presión asistencial real de media de 15.81 pacientes por día– , los profesionales de trabajo social y las unidades de fisioterapia, siempre según los datos registrados por la Consejería de Salud.

Asimismo, fue importante la labor de la unidad administrativa, que tramitó la friolera de 299.082 citas. En consonancia con los datos explicados anteriormente fueron los centros de salud de Castrillón y La Magdalena en los que más veces sonó el teléfono.

Compartir el artículo

stats