Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ministra de Industria se reúne con los jefes de Alcoa y no habla de Avilés

Reyes Maroto y Adrián Barbón, durante el último viaje de la Ministra a Asturias.

Reyes Maroto y Adrián Barbón, durante el último viaje de la Ministra a Asturias.

La Ministra de Industria, la socialista Reyes Maroto, se reunió en Pittsburgh, en Estados Unidos, con Roy Harvey, el director ejecutivo de la multinacional Alcoa. 

Maroto admitió: “Alcoa ha sido receptiva a nuestras propuestas y el CEO se ha comprometido a desbloquear el proceso de venta de la planta [de San Ciprián, en Lugo] y a analizar las propuestas que les hemos presentado, y nos dará respuesta en las próximas dos semanas. Además, el señor Harvey ha reconocido que está dispuesto a vender directamente a terceros”, señaló la responsable de política industrial española. Sin embargo, según confirmaron fuentes oficiales, no trató en la reunión con el jefe de la multinacional nada que tuviera con la otra crisis del aluminio, la que ahoga a los trabajadores de las plantas que Alcoa vendió en 2019 en Avilés y La Coruña, ni tampoco sobre la sentencia de la Audiencia Nacional que la señala como “empleadora efectiva” en San Balandrán y en A Grela. 

Así que la crisis abierta por la aluminera estadounidense hace casi tres años sigue en el limbo y eso que el presidente del Principado, el también socialista Adrián Barbón, había vaticinado en una entrevista que hizo con LA NUEVA ESPAÑA: “La ministra Reyes Maroto ya ha dicho que se desplazará a Pittsburgh para pedir a Alcoa alternativas”.

“¿Qué va a decir Adrián Barbón ahora que Maroto ha demostrado que pasa de nosotros?”, se preguntó José Manuel Gómez de la Uz, el presidente del comité de empresa de Alu Ibérica en Avilés. “Me parece inadmisible que Maroto no le haya dicho a Harvey que tiene que cumplir con sus responsabilidades, pero no porque lo digamos nosotros, porque hay una sentencia que así lo señala”, recalcó el líder sindical. “En todo este tiempo, el Ministerio no ha hecho nada de nada por nosotros. Su viaje a Pittsburgh es la gota que colma el vaso de la inacción”, añadió. “Alcoa son nuestros empleadores, nos vendieron de manera fraudulenta y el Gobierno se ve con ellos y no dice nada.No podemos seguir sufriendo su inoperancia”.

Compartir el artículo

stats