Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Eva López, vocal de la asociación Galbán: “Cuando tienes un niño con cáncer necesitas el abrazo que no se pudo dar en pandemia”

“Galbán es un ejemplo para las familias que han perdido a sus pequeños, por la ayuda psicológica y pedagógica”

María Eva López Fernández, en una presentación de Galbán.

María Eva López Fernández, en una presentación de Galbán.

María Eva López Fernández, actual vocal de la asociación Galbán, entidad de la que ha sido presidenta durante los últimos cuatro años y cuya labor es ofrecer apoyo, atención y asesoramiento a las familias de niños y adolescentes con cáncer del Principado, ha sido reconocida por el Ayuntamiento de Corvera como una de las corveranas del año.

–¿Por qué es usted ejemplar?

–No considero que sea ejemplar. Soy ejemplar porque la vida me colocó en este lugar, aunque cualquier padre o madre en mi misma situación hubiera ocupado el mismo lugar. No hice nada que otra familia no hubiera hecho. Si yo soy ejemplar, todas las familias que pasan por lo mismo lo son.

–¿Qué le parece la distinción del Ayuntamiento?

–Estoy orgullosa de recibirlo. En primer lugar, porque estoy muy orgullosa de ser corverana. Tengo 44 años y toda mi vida la pasé en Las Vegas, lugar que me vio crecer a mí y también a mi hijo, que tiene 13 años. Y en segundo lugar, porque siento que el premio reconoce también la labor de la asociación Galbán. Estoy contentísima de que de una u otra manera se reconozca su labor. Es un premio que he compartido, celebrado y agradecido muchísimo.

–¿En qué momento comenzó a colaborar con esta asociación?

–Conocí a la asociación en febrero de 2016, cuando a mi hijo le diagnosticaron leucemia. Contacté con ellos porque otra mamá de Corvera, que también tiene a su hijo enfermo, me habló de ellos. Nos brindaron muchísima ayuda, por la situación personal que nos tocó vivir, necesitaba quedarme en Oviedo y ellos tenían un piso de acogida cerca del hospital. También nos proporcionaron asistencia psicológica, asistimos a terapia en grupo con otras familias que estaban pasando por la misma situación. A principios de 2017 otros padres afectados y yo constituimos un grupo para presentarnos a las elecciones del cambio del equipo directivo y salimos elegidos. De febrero de 2017 a febrero de este año ostenté el cargo de presidenta y desde entonces soy vocal.

–Además de reconocerle a usted y a la labor que desempeña, ¿reconocen también la labor de la asociación?

–Fundamentalmente. No solo mi labor, la labor de todo el equipo que está detrás de la asociación, los que están día a día. Por las familias que pensaron que la asociación Galbán era necesaria y la crearon, por los trabajadores y su labor encomiable, por el cargo de los compañeros, el tiempo que invierten los voluntarios, las familias, el apoyo mutuo que se dan entre ellas. Son un ejemplo las familias que han perdido a sus pequeños y que dan una lección de vida, es un premio para todos.

–¿De qué manera ayudan a las familias?

–Prestamos ayuda psicológica, pedagógica, trabajo social, ocio y tiempo libre. Tenemos varios programas, cuidados integrales para niños y adolescentes y sus familias.

–¿Ha afectado el covid a la forma de trabajar y ayudar?

–Sí, totalmente. La digitalización tan importante del día a día también se trasladó al bagaje de la asociación Galbán. Cuando pasas por esas situaciones necesitas terapia, necesitas un abrazo que en pandemia no se pudo dar. Cuando vas a terapia necesitas mirar a los ojos a las personas que te atienden. Es muy importante transmitir esas vivencias, experiencias, y miedos con el resto de personas y gracias a las tecnologías se pudo hacer, aunque fuese un poco más frío. Durante la pandemia siguieron diagnosticando casos de cáncer en niños y el peso de la carga recayó en una sola persona de esa familia, mientras que en circunstancias normales ese peso se reparte entre todos los miembros. Antes los voluntarios visitaban a los pacientes, con el covid no. Ofrecimos alternativas, pero no es lo mismo que hacerlo presencial. La cercanía física en la pandemia hizo mucha falta.

–¿Cuáles son sus planes de futuro?

–Desde la asociación vamos a continuar trabajando para renovar algunos convenios. Es muy importante que asociaciones con fines comunes se unan para conseguir un bien final. Vamos a seguir cuidando de las familias y de sus necesidades, vamos a seguir apoyando a los investigadores. Queremos tener profesionales, aulas hospitalarias y estar en contacto con ellos para hacer un frente común ante las circunstancias.

Compartir el artículo

stats