Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC OO tilda de “negligente” la gestión que hace el Puerto de los casos de covid

El sindicato denuncia que trabajadores que estuvieron en contacto con una persona contagiada no han sido objeto de atención

Vistas  desde la terraza de la Autoridad Portuaria.

Vistas desde la terraza de la Autoridad Portuaria. Mara Villamuza

La sección sindical de CC OO de la Autoridad Portuaria de Avilés ha trasladado a la dirección quejas y exigencias en relación con la que, bajo su criterio, es “una gestión negligente de los trabajadores infectados por covid (hasta ahora todos extralaborales) y el rastreo de los contactos estrechos en el entorno laboral, llevada a cabo entre el servicio médico de la mutua y el departamento de Prevención”.

Ya en el mes de marzo, según aseguran los miembros de la sección de CC OO, “los delegados de prevención de la autoridad portuaria denunciaron ante la Inspección de Trabajo diversas cuestiones relacionadas con las medidas preventivas y la gestión de los contactos estrechos por la pandemia”. Pero nuevos hechos han reabierto el tema: “Vamos a ampliar la denuncia por lo sucedido el pasado 6 de julio con un nuevo contagio en la Policía Portuaria al apreciar que se han incumplido los protocolos sanitarios pautados desde el Ministerio de Sanidad y recogidos en la propia ‘Evaluación de Exposición al Covid”’ (realizada por la mutua) a la hora del rastreo y la consideración de otros trabajadores como ‘contactos estrechos’”.

Según CC OO, “algunos agentes que estuvieron en contacto con el trabajador afectado no han sido calificados como ‘contactos estrechos’ y, por lo tanto, no se les ha realizado ningún tipo de prueba ni seguimiento desde el servicio médico de la empresa. Esto, además de una negligencia, resulta un riesgo ya no solo para estos trabajadores, sus compañeros y las personas con las que puedan interactuar durante su servicio (los usuarios del puerto y a la ciudadanía de Avilés), sino también, para sus familias”.

Para el sindicato llueve sobre mojado en esta materia porque “no es la primera vez que ocurre; especialmente el servicio de Policía Portuaria (que ha estado en primera línea durante la pandemia) ha sufrido el desinterés y la incomprensión por parte de la Autoridad Portuaria al negarse ésta a realizar cribados en episodios similares y obviando la necesidad de rastreos eficaces”. La gota que colmó el vaso del malestar sindical fue el “ninguneo” del presidente del Puerto, Santiago Rodríguez Vega, cuando hizo caso omiso a la petición del Comité de Empresa para que los agentes de la Policía Portuaria pudieran ser vacunados en el momento que se procedió a la inmunización de los servicios públicos esenciales no sanitarios.

Compartir el artículo

stats