Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De ruta por el Avilés medieval en un viaje en el tiempo

Dejar volar la imaginación y volver al Medievo avilesino es posible gracias a una de los nuevos paseos guiados de la ciudad

Por la izquierda, Raquel Castro, Isabel Garrote, Laura y Alejandra Blanco, Rosaura Salas y Alejandro Fernández. | R. S. |   RICARDO SOLÍS

Por la izquierda, Raquel Castro, Isabel Garrote, Laura y Alejandra Blanco, Rosaura Salas y Alejandro Fernández. | R. S. | RICARDO SOLÍS

Un viaje en el tiempo al Avilés medieval fue posible ayer gracias al nuevo proyecto de itinerarios de la comarca. Bajo el sol de julio, Raquel Castro Marqués, historiadora del arte y arqueóloga, y Alejandro Fernández González, historiador y doctor en arqueología, se pusieron en marcha para llevar a cabo una de las primeras rutas cortas del conjunto de caminos diseñados para la actividad. Acompañando a los guías para redescubrir la comarca se encontraban Isabel Garrote Vega, residente en el barrio de La Luz, y Rosaura Salas con sus dos hijas Laura Blanco y Alejandra, las tres vecinas de Corvera.

De izquierda a derecha, Alejandro Fernández, Isabel Garrote (semitapada), Laura y Alejandra Blanco, Rosaura Salas y Raquel Castro, frente al antiguo albergue de peregrinos. | Ricardo Solís

A lo largo del recorrido, desde el actual albergue de peregrinos, hasta la plaza del Carbayo, los historiadores mostraron de forma dinámica y divertida la historia y las curiosidades ocultas entre los muros más antiguos de la Villa del adelantado: El antiguo albergue de peregrinos, el palacio de los García Pumarín, el ayuntamiento, los restos de la muralla que rodeaba la ciudad, la Fuente de los Caños, Camposagrado, la iglesia de los padres franciscanos y un largo etcétera.

Laura (a la izquierda) y Alejandra Blanco se acercan a la capilla de San Pedro en Rivero. En el círculo, un momento de la ruta en la parte alta de Rivero. |

Entre estas reliquias arquitectónicas, los guías mantuvieron una conversación fluida con los participantes, mostrándoles incluso un plano del Avilés medieval para que fuera más fácil de imaginar, además de documentos y fotos antiguas en una tableta electrónica. De manera muy amena, explicaron no solo el origen de los edificios, sino también las costumbres de los avilesinos de la época, la importancia de la ciudad, no solo por ser una vía de peregrinación, sino por ser uno de los puntos de desarrollo cultural, social y económico más importantes de Asturias.

Viaje en el tiempo

“Lo recomiendo muchísimo, incluso si vas con niños como yo. Es bastante sencillo y ameno, te ayuda a redescubrir la ciudad y además es una manera de aprender muy cercana”, destacó Rosaura Salas, una de las visitantes.

Por su parte, Isabel Garrote, la otra participante, salió más que satisfecha de la ruta: “Yo me quedo con la explicación de los guías, al verlo de su mano, te hacen mirar Avilés con otros ojos”. Hoy continuarán descubriendo la comarca con un recorrido que empieza en Pillarno a las 17.00 horas.

Compartir el artículo

stats