Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

De afición, salvar vidas desde los 14 años

La avilesina Marina Meana practica socorrismo deportivo, “muy bonito por el compañerismo que se respira, aunque muy sacrificado”

Marina Meana, entrenando con su tío Carlos Meana.

Marina Meana, entrenando con su tío Carlos Meana.

“Practico socorrismo desde hace un año, aunque siempre he practicado deportes ligados al agua, como natación o surf. Además, en mi familia siempre ha habido muchos socorristas”, explica la joven avilesina de 14 años Marina Meana, que recientemente ha participado en el campeonato de España de salvamento y socorrismo, celebrado en la coruñesa playa de Laxe.

Esta modalidad consiste en demostrar las habilidades de los socorristas en simulaciones de rescate, aunque en nuestro país no es muy conocida. “Yo me enteré de que este deporte existía gracias a unos clientes de la casa rural de mi tío, en Salinas. Un grupo que lo practicaba se hospedaba allí y fue gracias a ellos que empecé a interesarme”, asegura Meana.

Marina Meana, con una tabla de surf en la playa de Laxe, en La Coruña. Carla MENÉNDEZ

En el campeonato disputado el pasado 18 de julio, la joven avilesina quedó en séptimo puesto, igual que en la copa de España que disputó el 15 de mayo, una posición nada desdeñable para el poco tiempo que lleva practicando esta modalidad. “Volví de Galicia con buenas sensaciones, he tenido buenos resultados, teniendo en cuenta que estoy acostumbrada a entrenar con olas, y el agua de la competición estaba muy tranquila, parecía una balsa”, relata.

Marina Meana cuenta que el salvamento deportivo es un deporte sacrificado, al que hay que dedicar mucho tiempo. “No es lo mismo que entrenar para pasarlo bien; te marcas unos objetivos y hay que alcanzarlos”, asegura, para añadir que “es un deporte muy bonito por el compañerismo que se respira”.

“Suelo entrenar en la playa de Salinas, salgo a correr en Avilés y hago TRX, para trabajar la fuerza”, explica sobre sus entrenamientos, planificados por su padre, socorrista, y su tío, ya que su equipo, el Alcarreño, se ubica en Guadalajara y debe seguir los entrenamientos a distancia.

Compartir el artículo

stats