Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El concejo quiere blindar las dunas de El Espartal, usadas hasta para surfear

Javier González, concejal de Interior, anuncia el refuerzo de la señalización y vigilancia en un espacio declarado Monumento Natural

Cartelería que advierte de la importancia del monumento natural de las dunas de El Espartal.| Ricardo Solís

Cartelería que advierte de la importancia del monumento natural de las dunas de El Espartal.| Ricardo Solís

La difusión de varias fotografías de jóvenes “surfeando” sobre la arena de las laderas de las dunas de El Espartal, en Salinas, ha hecho que el Ayuntamiento de Castrillón convoque una reunión con la Demarcación de Costas de Asturias para atajar cuanto antes una práctica que atenta contra la protección obligada de un espacio que tiene la categoría de Monumento Natural.

El concejal de Interior del Ayuntamiento de Castrillón, Javier González, recalca que “las dunas son un espacio por el que no se puede siquiera ni transitar porque está protegido, y mucho menos se puede realizar ese tipo de acciones (en alusión a deslizarse por la arena dunar con una tabla de surf)”. El edil anuncia que se intensificará la vigilancia policial en la zona, que se delimitará la zona dunar entre San Juan de Nieva y El Espartal y que se identificará y sancionará a las personas que infrinjan las prohibiciones.

“También se trata de un lugar de interés comunitario y un hábitat protegidos por normativa europea porque la fauna y flora que habita en ellas es muy específica”, según detalló a este diario Germán Flórez, profesor del departamento de Geología de la Universidad de Oviedo. “El tránsito de personas y las actuaciones indebidas en la zona provocan erosión en el terreno y que las dunas se introduzcan tierra adentro. Esto impide que la vegetación se implante de manera natural”, aseguró el geólogo.

Otros expertos que han realizado estudios sobre las dunas de El Espartal esperan que se tomen medidas lo antes posible y advierten de otras posibles prácticas dañinas en dicho entorno. “A veces también van los jóvenes a hacer botellón, porque es una zona menos vigilada, y dejan muchísima basura allí.”, señaló el geólogo Jorge Fernández.

Compartir el artículo

stats