Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La maleza engulle las carreteras e irrita a los conductores: “Es un peligro extra”

Los afectados urgen el desbroce de las vías secundarias y un plan de mantenimiento: “En Asturias crece la hierba como los caracoles, mucho”

Un operario trabaja en la limpieza de cunetas de la carretera a Cabo Peñas.

Un operario trabaja en la limpieza de cunetas de la carretera a Cabo Peñas.

El cóctel es perfecto: temperaturas que pasan de los veinte grados y precipitaciones frecuentes hacen que la maleza crezca sin límites en los arcenes de las carreteras secundarias, fincas e incluso en calles y glorietas tapando, en ocasiones, la señales de tráfico.

Muchas carreteras secundarias de la comarca están a mediados de julio –cuando registran mayor volumen de tráfico– ocultas por la vegetación y los usuarios habituales urgen una limpieza “en profundidad”: “Es un peligro, cualquier día habrá un accidente gordo”. Para los vecinos de San Cristóbal, por ejemplo, la limpieza del barrio es ya una prioridad: “Es necesaria”, en palabras de Luis Francisco Fernández.

Los vecinos de la comarca, especialmente de la zona rural y los extrarradios de Avilés, lamentan la “imagen de abandono” que se proyecta, sobre todo en carreteras muy transitadas en estas fechas: “Limpian un día, pero si no hay mantenimiento no vale de nada, en Asturias crece la hierba como los caracoles, mucho en esta época del año”, manifiestan los afectados.

Al mismo tiempo reclaman que el desbroce de carreteras se acompaña de un plan de mantenimiento periódico. “La maleza supone un problema de tráfico, más ahora en verano que hay más motoristas y, sobre todo, ciclistas además de peatones por arcenes prácticamente inexistentes por la maleza”, subrayan.

En Valliniello, como en San Cristóbal, también llevaban tiempo demandando la limpieza del barrio: la semana pasada comenzó la limpieza de caminos. Pero para los vecinos es insuficiente, a juicio de Javier Díaz, que fue presidente de la ya extinta asociación vecinal. “Desearíamos que la limpieza fuese algo más habitual y que no esperaran a que los caminos se cierren”, subrayó.

A finales del pasado mes de mayo, la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial inició los trabajos que permiten cada año limpiar y desbrozar los 4.254 kilómetros de carreteras de la red autonómica.

Las labores, explicaron entonces, durarían tres o cuatro meses en función de la meteorología; es decir, al menos hasta agosto. La actuación consiste en cortar y retirar la maleza que crece en los márgenes de las vías que son titularidad del Principado con la finalidad de mejorar la seguridad y comodidad de la circulación en la época estival, en la que el tránsito de vehículos se incrementa considerablemente por los movimientos hacia las playas y los desplazamientos turísticos en general.

Estos trabajos completan las tareas que desarrollan todo el año las brigadas de la Dirección General de Infraestructuras Viarias y Portuarias para conservar los más de cuatro mil kilómetros de las 472 calzadas que integran la red viaria autonómica.

“El esfuerzo es importante, pero no se pueden descuidar las carreteras secundarias, que en esta zona son muy utilizadas para desplazamientos cortos”, coinciden los vecinos.

A juicio de los vecinos de Laviana, en Gozón, las carreteras de titularidad autonómica “van con aprobado, pero raspado”. “La 328 de la Palmera a Peñas está sin limpiar. La GO-15 de acceso a Xagón está desbrozada, pero con el piso intransitable. Ya tenía que estar asfaltada el año pasado, pero así seguimos...”, explicó Agustín García, que apuntó: “En el resto de la parte municipal la cosa está bastante peor. A la maleza hay que añadir el estado de los caminos. En varias ocasiones se pidió su bacheado o, en su defecto, el material y ni una cosa ni otra”.

García calificó de “intransitable” el camino del faro a Nieva así como de Moniello, con un gran bache desde hace más de dos años. “El de Canal y el cementerio, como se hizo como se hizo, está para segar otra vez. De Maqua a Llodero el cemento está hundido y soporta el atajo de tráfico a la playa, el Llodero de arriba sigue sin desbrozar y de Llodero y Xagón al Otero no se puede ni pasar. Y Maqua más que segar parece que se sembró”, concluyó el líder vecinal del “Enlaze”, que cada año por estas fechas reivindica la mejora de los caminos gozoniegos, algunos de los más transitados en verano.

También hay quejas vecinales por el mal estado de conservación que presentan algunas sendas, rutas de la comarca así como espacios con una evidente orientación turística.

Días atrás, por ejemplo, los visitantes al Centro Niemeyer se mostraron molestos por el pésimo estado de conservación del acceso por carretera, con la maleza invadiendo la calzada. Otro ejemplo: “La ruta Parades que se inauguró el 14 de mayo, en Laviana, está sin segar desde esa fecha”, lamentó Agustín García.

Compartir el artículo

stats