Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alberto Vior, hasta Rusia con amigos

El policía avilesino, experimentado motorista, completa los primeros de 14.000 kilómetros acompañado por otros moteros asturianos

Arriba, Vior,, con su padre en el barrio de La Magdalena.

Arriba, Vior,, con su padre en el barrio de La Magdalena. R. Solís

El motorista avilesino Alberto Vior no está solo, aunque viaja en solitario. Prueba de ello es que ayer realizó desde Avilés los primeros kilómetros de una ruta que le llevará hasta Rusia acompañado por un grupo de moteros asturianos. En la salida de su particular vuelta al mundo, Vior estuvo también arropado por algunos familiares, incluido su padre. Todos hicieron rugir las motos en un adiós que sonó a hasta pronto. Porque Alberto Vior regresará en aproximadamente un mes a Avilés, donde ejerce como policía nacional en la comisaría de Río San Martín.

Este viaje hasta Rusia que llevará al avilesino por la carretera de los huesos –vía de unos 2.000 kilómetros que conecta Yakutsk, considerada como la ciudad más fría del mundo con temperaturas de hasta 50 grados bajo cero, con Madagán, otra ciudad rusa– es uno más en las alforjas de este motero que, a pocos, está camino de lograr su sueño: dar la vuelta al mundo sobre dos ruedas. Europa, por ejemplo, ya no es ningún misterio para él. Tampoco Asturias, ni casi ningún lugar de España por recóndito que sea.

28.000 kilómetros y 1.900 euros de presupuesto: así será la primera etapa de la vuelta al mundo de Alberto Vior VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Ricardo Solís

Pero aunque experimentado, Vior estaba ayer también emocionado. Por eso dio abrazos de esos de pandemia, con el codo. Los que saben el placer de recorrer el mundo en moto, le respondían: “Gas, amigo, gas”. Anoche el avilesino tenía previsto dormir en París, a unos 1.200 kilómetros de casa.

Compartir el artículo

stats