Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El baile de Santa Ana cierra en Sabugo el ciclo anual avilesino de danzas primas

El corro formado para la danza de Santa Ana la medianoche del lunes al martes.

El corro formado para la danza de Santa Ana la medianoche del lunes al martes.

El ciclo avilesino de danzas primas comienza con la de San Juan, que se baila en la plaza de Pedro Menéndez –este año sin hoguera debido al covid–, sigue con la de San Pedro Apóstol, que tiene como escenario la plaza de España y la calle Rivero, que es donde se encuentra situada la capilla del santo que tiene en su poder las llaves del cielo; supera el ecuador con la del Carmen, patrona de las gentes de la mar, que se desarrolla en la plaza de Álvarez Acebal y la campa de San Francisco; y concluye con la de Santa Ana, que reúne a los bailarines en la explanada situada delante de la iglesia de Santo Tomás de Cantorbery. Y esta última danza prima fue, precisamente la que se bailó en la medianoche del lunes al martes pasados, con catorce animosas personas marcando el paso aunque privándose de entrelazar los dedos meñiques como manda el canon para prevenir posibles contagios de covid. No faltaron las canciones a capela y la declaración de intenciones de mantener viva esta arraigada tradición popular.

Compartir el artículo

stats