Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Concejos

Gozón reordena en siete bloques las ayudas para atender necesidades básicas

Los conceptos subsidiados comprenden desde comedor escolar a pago de la luz, pasando por alquileres o crianza de hijos menores

El paseo marítimo de Luanco, con varios viandantes. | R. Solís

El paseo marítimo de Luanco, con varios viandantes. | R. Solís

Gozón ha reordenado el catálogo de ayudas económicas que concede a través de la concejalía de Servicios Sociales agrupando en los siguiente siete tipos los subsidios que concede: emergencia social, apoyo a la intervención profesional, Proyecto Local de Inclusión Social, pago de servicios energéticos, comedor escolar, familias con menores a cargo y alquiler de vivienda para jóvenes. Se trata de prestaciones de carácter puntual o periódico destinadas a paliar, por sí solas o como complemento de otras, situaciones de primera necesidad que afectan a población en vías de integración social o que carecen eventualmente de recursos para hacer frente a gastos básicos. En el presupuesto de 2020 se destinaron más de 110.000 euros a dotar las partidas que hacen posible el pago de esas ayudas. Las ayudas de emergencia social (19.000 euros) tienen carácter de no periódicas y sus destinatarios son personas individuales o familias que presentan una problemática imposible de atender con recursos propios y que en caso de no ser atendida pudiera devenir en causa de exclusión social.

Las ayudas de apoyo a la intervención profesional (dotadas con 22.000 euros) son subsidiarias de las anteriores y se destinan a individuos o unidades familiares que son objeto de intervención profesional por parte del centro de Servicios Sociales al objeto de favorecer la mejora sociopersonal y la integración social. Las enmarcadas en el Proyecto Local de Inclusión Social (dotadas con 4.000 euros) se dirigen a los beneficiarios del Salario Social Básico en pro de su desarrollo curricular para una mejor inserción sociolaboral. La cuantía máxima a conceder es de 400 euros, a expensas de la disponibilidad presupuestaria.

Las ayudas para el pago de servicios energéticos (por importe total de 22.050 euros) tienen como destinatarios a familias o individuos con dificultades para hacer frente al pago de los recibos de la luz o el gas, así como la compra de combustibles usados para calefacción (carbón, leña...) El tope máximo anual por beneficiario es de 500 euros. Y las becas de comedor escolar constituyen, con 40.000 euros de dotación, la partida presupuestaria más importante. Persiguen favorecer la conciliación laboral de los progenitores, apoyar a los menores con carencias de atención y subsidiar a familias con dificultades económicas. Se entregan en concurrencia competitiva y tiene como objetivo hacer más llevadera la compra de bienes ordinarios como productos de alimentación, vestido, material escolar, etcétera. Las ayudas al alquiler para jóvenes (8.500 euros de fondo) también se conceden en concurrencia competitiva a personas de entre 18 y 35 años titulares de un contrato de alquiler en el concejo inferior a 450 euros mensuales. Uno de los objetivos de esta subvención es apoyar los procesos de emancipación de la juventud.

Al margen de esto, el área municipal de Servicios Sociales también financia un plan de infancia (6.000 euros), otro de integración de la comunidad gitana (44.000 euros repartidos entre el plan propiamente dicho y ayudas específicas al alquiler de vivienda) y un tercero de drogodependencias (11.000 euros). A todo lo anterior se añaden: dependencia (340.000 euros), ayuda a domicilio (260.000 euros) y teleasistencia (19.500 euros).

Compartir el artículo

stats