Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pasaporte turístico en 9 etapas

Isabel Garrote completa todas las rutas guiadas por la comarca avilesina: “Es una experiencia muy grata, aprendí mucho”

Alejandro Fernández, Rubén Domínguez, Isabel Garrote, Nieves Rodríguez y Raquel Castro, en Solís.

Alejandro Fernández, Rubén Domínguez, Isabel Garrote, Nieves Rodríguez y Raquel Castro, en Solís.

“Estoy muy contenta de completar todas las rutas. Es una experiencia muy grata porque he aprendido mucho, aunque soy de la zona no conocía muchos de los lugares que nos han enseñado”, afirma Isabel Garrote, una mujer que ha participado con gran entusiasmo en al menos nueve rutas guiadas que organizan desde Avilés Comarca Patrimonio y que, con el itinerario que recorría los hitos más importantes de Solís en el día de ayer, ha completa toda la ferta turística.

De la mano de los guías Raquel Castro y Alejandro Fernández los participantes del itinerario guiado de ayer, pudieron aprender a diferenciar el estilo Villaviciosa del estilo Carreño, dos de las clasificaciones estilísticas que tienen los hórreos y las paneras mejor conservadas de la zona, así como poner nombre y apellidos a los nobles y eclesiásticos que custodiaron la iglesia de Santa María de Solís.

Uno de esos nobles, Pedro Solís, creó un escudo personal, que puede verse en un lateral del citado templo, en el que fusiona el distintivo de los Solís con el de los Rodríguez de León. Aunque ese no es el único elemento que indica la importancia que tuvo la zona, en los siglos de la Edad Media y Moderna, y es que el palacio de los Posada-Solís está a escasos metros, aunque no es fácil de reconocer, pues la maleza se encarga de ocultarlo.

Un hecho que guarda relación con una afirmación de Nieves Rodríguez, otras de las participantes de este recorrido. “Te das cuenta de que no conoces nada, de que solo lo ves”, aseguró sobre los enclaves visitados en las rutas guiadas, que le parecen “un recorrido guapísimo y entretenido y, sobre todo, muy bien explicado por los guías”.

Rubén Domínguez, que ha hecho ya cinco recorridos, destacó la singularidad de la decoración de los hórreos y las paneras y tildó de “prestoso” el recorrido, la mejor forma de conocer las joyas históricas de la comarca.

Compartir el artículo

stats