Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La campaña de bonito, con más del 80% de la cuota de pesca gastada, inicia su recta final

“La situación es poco halagüeña y perjudicial para toda la cadena del sector, extractiva y comercializadora”, afirman desde la rula de Avilés

Una pasada descarga de bonitos en el muelle pesquero de Avilés. | Ricardo Solís

La campaña de bonito del norte tiene los días –las horas, incluso– contados. La previsión es que Pesca decrete el cierre de la costera esta semana: de acuerdo a la aplicación Gestcuotas, a finales de la semana pasada se había consumo casi el 85 por ciento de la cuota disponible, esta campaña fijada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación en 17.257 toneladas. De cumplirse los pronósticos, el sector deberá guardar aparejos y poner rumbo a puerto el domingo; pero puede ser antes aún. La costera batiría, pues, todos los récords de precocidad en el cierre: la del 2020 finalizó el día 19, la del 2019, el 27. Y en años anteriores era habitual que los boniteros continuaran faenando en septiembre e, incluso, octubre.

“El escenario es poco halagüeño con motivo de la escasez de cuota que queda. Esta situación que se viene repitiendo durante los últimos años es perjudicial para toda la cadena del sector pesquero: extractiva y comercializadora. Tanto la segunda quincena del mes de agosto como el mes de septiembre son épocas idóneas para capturar las mejores piezas de bonito del norte y para su comercialización”, recalcan fuentes de la lonja de Avilés.

Por otra parte, añaden los agentes pesqueros, “la localización de cardúmenes a lo largo de toda la Cornisa Cantábrica favorece que los puertos de desembarco estén muy repartidos”. Desde la rula de Avilés defienden la “sostenibilidad y selectividad del colectivo de embarcaciones que se dedican a la pesca con el arte de pesca denominado curricán o cacea” y se lamenta la “pesca indiscriminada de barcos pelágicos que, a pesar de no disfrutar de la cuota disponible para la flota española, representan una competencia comercial totalmente injusta y desleal”.

Compartir el artículo

stats