Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Avilés fortalece su plan para sacar al mercado pisos en alquiler y fijar población

El Ayuntamiento pagará la fianza de las viviendas adscritas al programa, con rentas máximas de entre 300 y 500 euros mensuales

Piso en alquiler en la calle La Cámara de Avilés. Mara Villamuza

El Ayuntamiento de Avilés fortalecerá el plan que activó de forma pionera en Asturias en 2012 para sacar al mercado en régimen de alquiler pisos vacíos y fijar población, el “Avilés Alquila”. Gobierno y oposición vienen trabajando desde hace meses en la renovación de este programa que ofrece a los propietarios garantías para que pierdan el miedo a alquilar sus casas. La propuesta que abordará la Oficina de Vivienda de Avilés en próximas fechas para su aprobación definitiva ofrece aún más garantías para propietarios e inquilinos y busca involucrar a un mayor número de inmobiliarias. El Ayuntamiento asumirá buena parte de los costes, entre ellos el pago de la fianza de los pisos adscritos al programa, que saldrán al mercado a precios máximos de entre 300 y 500 euros al mes, según su localización.

El “Avilés Alquila” también germinó con el objetivo de conseguir una moderación de los precios. El nuevo plan fija una rentas máximas mensuales articuladas en cinco zonas: 500 euros en la zona uno, que abarca San Cristóbal, Valgranda, Carbayedo, la nueva Puerta de la Villa, El Quirinal, Sabugo, Las Meanas y la zona centro; 450 en la dos, repartida entre La Magdalena y la zona nueva del Nodo; 400 en la tres, que incluye Los Canapés, Versalles, la zona vieja de Puerta de a Villa y El Arbolón; 350 en Miranda, Llaranes, La Toba, La Luz, Villalegre, Jardín de Cantos y la zona rural, que conforman la zona cuatro, y 300 euros en la cinco (Cristalería, La Maruca, la zona vieja del Nodo, La Carriona, Buenavista, Somorrostro, La Lleda, Valliniello, Bustiello, Garajes y El Pozón).

Con el refuerzo del programa, aseguran desde la Oficina de Vivienda, se asegura la “protección total del propietario”. Se hará un estudio previo de la capacidad de pago de la renta por parte del inquilino, tendrá asegurado una seguro de hogar multirriesgo durante los tres primeros años y otro por impago de rentas de hasta un año. También prevé el plan otro seguro por actos vandálicos o de mala fe al finalizar el contrato (en un principio, hasta un máximo de 3.000 euros) y tendrá una supervisión, tanto técnica como administrativa, por parte de la Oficina de Vivienda de Avilés.

En cuanto a las garantías para los inquilinos, además de la renta máxima por zonas, la comisión de la gestión inmobiliaria será asumida por la Fundación San Martín. Forman parte del listado de beneficios seguros varios, ayuda y asesoramiento, la posibilidad de acceder a otras ayudas públicas, supervisión por parte de la Oficina de Vivienda y la seguridad de que el piso cumple con la legalidad urbanística y condiciones de adecuación estructural, constructiva y habitabilidad.

También hay requisitos. En el caso de los de los propietarios, la vivienda debe ser libre (en el caso de la protegida, hay disponer de certificado energético), estar equipada al menos con placa de cocinar, campana extractora y fregadero en la cocina; con lavabo, inodoro y plato de ducha o bañera en el baño, todo ello en perfecto estado de funcionamiento; estar al corriente del pago de suministros (agua, electricidad y gas) y de las cuotas de la comunidad propietarios, y que el piso no haya estado arrendado en los últimos cuatro meses ni lo haya estado a nombre del mismo arrendatario ni miembro de su unidad familiar en el último año.

En el caso de los requisitos de los inquilinos, sus ingresos brutos anuales mínimos tiene que ser de 1,2 veces el IPREM, la renta máxima mensual debe suponer un tercio de los ingresos netos mensuales o anuales, no puede tener relación de parentesco con el propietario (hasta el tercer grado de consanguinidad), tener contrato de trabajo indefinido (si lo tiene temporal, se da la posibilidad de incorporar un avalista), estar empadronado en Avilés o presentar el empadronamiento en los dos meses siguientes al momento de la firma del contrato y durante la vigencia del mismo.

También las inmobiliarias tienen sus obligaciones y derechos. Serán las encargadas de captar a los propietarios, de asesorar y realizar los trámites necesarios en el cumplimiento de las obligaciones y derechos entre arrendador y arrendatario (sin cobrar cantidad fija ni porcentaje por tal servicio), de elaborar un informe técnico y fotográfico del estado real de la vivienda (recibirán una retribución de 50 euros por cada uno) así como de proponer la idoneidad de propietarios e inquilinos, entre otras cuestiones. Todas estas medidas forman parte del borrador del programa “Avilés Alquila 2021” que abordará la Fundación San Martín el mes próximo para su aprobación. Los patronos están emplazados a una reunión telemática la próxima semana, el 2 de septiembre. El documento incluye las aportaciones que han ido realizando los grupos de la oposición a la propuesta inicial, confirmaron fuentes municipales.

El 10% de las viviendas del municipio están vacías

El 10% de las viviendas de Avilés están vacías. Según el último censo del Instituto Nacional de Estadística, en el municipio hay registradas 41.348 casas y cerca de 4.200 están sin habitar, una de cada diez. Cuando se puso en marcha el “Avilés Alquila”, hace una década, la cifra ascendía a las 5.000 (según el anterior censo del INE, de 2001).

En 2012, primer año de funcionamiento del programa, se firmaron 32 contratos. Entonces los precios de las viviendas en alquiler oscilaban entre los 4,25 y los 6 euros el metro cuadrado, dependiendo de la zona, y el propietario tenía una garantía de tres meses de alquiler y la intermediación con el inquilino en caso de conflicto, entre otras ventajas. El año pasado, el del estallido de la pandemia, se suscribieron una decena de contratos de arrendamiento con una renta media de 341 euros.

El Ayuntamiento avilesino abrió la semana pasada la nueva convocatoria de ayudas al alquiler dirigida a jóvenes de 18 a 35 años. Los alquileres a subvencionar no pueden superar los 500 euros mensuales y las ayudas oscilan entre los 150 y 240 euros al mes, en función del número de moradores.

Compartir el artículo

stats