Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El jardín del Edén está en Molleda

Miguel Busto, aficionado a la botánica: “Comencé hace ocho años y ahora tengo entre 700 y 800 plantas; va todo sobre la marcha”

Miguel Bustos posa entre su paraíso floral “The Garden Molleda”.

“Comencé intercambiando esquejes y semillas y las plantas salían adelante. Llevo ya ocho años desde que empecé con ello”, confiesa Miguel Busto, propietario del jardín “The Garden Molleda”, situado en el concejo de Corvera.

Este paraíso floral, situado en casa de sus abuelos, luce, como en todas las épocas estivales, colorido y florecido. “Tengo entre 700 y 800 plantas. Algunas de ellas las compro en tienda y otras las pido por internet a unos viveros situados en Holanda. Pero siempre que voy a algún sitio y veo plantas, suelo pedir a sus dueños algún esqueje para trasplantarlo”, explica el aficionado.

La hortensia, flor veraniega por excelencia, es una de las especies que se puede encontrar en “The Garden Molleda”, pero su propietario afirma que “también las tiene en invierno porque se adaptan y necesitan menos agua”. Esta es toda una ventaja ya que Miguel Bustos se pasa horas y horas cuidando el jardín para que esté en perfectas condiciones. “El sábado, por ejemplo, estuve desde las seis de la tarde hasta las diez de la noche regando”, precisó.

Plaza “The Garden Molleda”, situada en la entrada de la casa. | M. Villamuza

Al jardín no le falta detalle. Incluso colabora con el medioambiente ya que todos los objetos que se van a desechar en la casa de sus abuelos. Busto los aprovecha para ponerlos en su pequeño oasis. “Tengo de todo: una televisión que se me rompió cuando estaba haciendo limpieza, un robot de cocina que nunca funcionó, un tambor de una lavadora...”, citó entre otros muchos objetos. Además, el espacio cuenta con sus propias señalizaciones para que sus abuelos sepan dónde está cada planta.

“A veces tengo una que está por florecer y quiero saber cómo va, así que le digo a mi abuelo: ‘Está por la avenida de los manzanos’, por ejemplo”, detalló el ya experimentado jardinero. Busto siempre está pensando en qué plantas puede añadir a su jardín.

Algunos de los objetos decorativos del jardín. | Mara Villamuza

“Mi abuelo cada vez que me ve entrar con una me dice: ‘¿Otra más?”. Incluso tiene su propio invernadero en el que va acumulando las próximas incorporaciones. En la puerta de dicho espacio, ha puesto –como novedad– una evolución fotográfica para que los visitantes del jardín puedan ver cómo estaba antes de empezar a decorarlo.

El aficionado ya está pensando en “Halloween” para adornar el espacio. “Me pondré con ello el mes que viene. Aún no sé cómo hacerlo, va sobre la marcha”, aclaró Bustos. “The Garden Molleda” se puede visitar los sábados de 16.00 a 19.00 horas y los domingos de 10.30 a 13.00 horas y de 16.00 a 19.00 horas.

Compartir el artículo

stats