Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El puerto deportivo toma aire, pese a que el turismo náutico sigue bajo mínimos

Los pantalanes avilesinos recibieron este verano solo una veintena de veleros, la mayoría en agosto y con recorte de días de permanencia

Barcos amarrados en el puerto deportivo de Avilés. | Ricardo Solís

Barcos amarrados en el puerto deportivo de Avilés. | Ricardo Solís

El puerto deportivo avilesino empieza a tomar aire, después de un año de sobrevivir a duras penas por el impacto que ha supuesto la pandemia por el covid-19. Tras un verano de “llenazo” en 2019, con más de 160 entradas, en 2020 solo se registró la entrada de un velero, y en la pasada Semana Santa ni siquiera eso. Así que la veintena de embarcaciones que se recibieron el pasado mes de agosto sirvió para empezar a ver el horizonte despejado. “Fue malo, pero mejor de lo esperado”, aseguró el presidente del club náutico Marina de Avilés, Mario Bada. Eso sí, también disminuyeron los días y las noches de estancia, que se redujeron a una o como mucho dos.

La mayoría de las embarcaciones que recibió la ría avilesina en agosto fueron veleros en tránsito de bandera francesa. “Son los más habituales, porque vienen recorriendo la costa y van parando en distintos puertos”, explicó Mario Bada.

Pero este año ha sido diferente. “Las medidas por el covid y el miedo han hecho que salieran menos barcos o que pararan en menos puertos, y eso nos ha afectado”, señaló el presidente del Marina de Avilés.

En otras comunidades autónomas del mediterráneo el alquiler de embarcaciones fue un éxito. “Pero ese negocio es diferente. Es gente que alquila un barco para estar de vacaciones como si fuera un hotel. Eso aquí no ocurre. Aquí vienen y atracan. Antes estaban dos noches o tres, salían por la ciudad, consumían en bares y restaurantes, hacían excursiones o visitas guiadas... Este año se quedaban una o como mucho dos noches y se iban”, explicó Mario Bada.

Así que los ingresos obtenidos este verano para el mantenimiento y gasto de instalaciones “dan para muy poco por no decir para nada”. Son los barcos que tienen su base en el puerto deportivo de Avilés la principal fuente de ingresos. “Y eso que disminuyeron, porque se vendieron algunos”. Ahora parece que el negocio empieza a remontar. Las esperanzas están puestas en el 2022.

Abierta la matrícula para los cursos de títulos náuticos

La escuela de vela del club náutico Marina de Avilés abre el plazo para matricularse en los cursos de formación que se impartirán a partir de la primera semana de octubre para obtener la licencia de navegación y las titulaciones de patrón de navegación básica (PNB), patrón de embarcaciones de recreo (PER), patrón de yate y capitán de yate. Los exámenes se celebrarán a mediados de enero. Hasta ese momento, las clases serán diarias entre las 19.00 y las 22.00 horas. Las inscripciones se pueden formalizar a través del teléfono 607 810 888 o en la dirección de correo electrónico info@marinadeaviles.es La organización advierte de que el número de plazas es limitado.

Compartir el artículo

stats